facebook comscore
Muerte del Popeye evoca secuestro al futbol colombiano

Muerte del Popeye evoca secuestro al futbol colombiano

Deportes viernes 07 de febrero de 2020 - 00:00

Por Fernando Moreno
fernando.moreno@contrareplica.mx

Uno de los sicarios más cercanos a Pablo Escobar, líder del Cártel de Medellín, fue Jhon Jaire Velásquez Vásquez, mejor conocido como el Popeye, que falleció ayer a la edad de 54 años víctima de cáncer de estómago y tras su deceso, se recuerda la época en que dicha organización del narcotráfico tenía secuestrado al futbol de Colombia, a tal grado de asesinar futbolistas, planear atentados y ser dueños de los principales equipos del balompié cafetalero.

El Popeye fue el exjefe de los sicarios de Escobar, el hombre más poderoso del narcotráfico en los años 80 y uno de los sucesos que estremecieron al gremio, fue el día en que Jairo Velásquez reveló que el líder de la droga en Colombia, planeó un atentado en contra del futbolista argentino Ricardo El Tigre Gareca, quien militó en el equipo colombiano, América de Cali entre los años 1985 y 1989, simple y sencillamente por pertenecer al club rival del Atlético Nacional, del cual era seguidor Pablo Escobar.

“Se contempló colocarle un coche bomba. (Pablo) tenía en cuenta a todos los jugadores de América de Cali, estábamos en guerra. La Verdad es que Ricardo Gareca siempre estuvo en la mira de Pablo Escobar, sin embargo no llegaron a él. El amor por el futbol del Patrón salvó a Gareca", dio a conocer el Popeye en una entrevista para un medio peruano en el año 2018.

Gareca era una de las figuras del América de Cali, equipo que fue controlado por el Cártel rival de Escobar, lo que también fue motivo para asesinar al futbolista, pero fue hasta el 13 de enero de 1988 cuando estallaron 700 kilos de dinamita en la residencia de Escobar, motivo por el que este buscó venganza y atentar contra todo lo que hiciera referencia al club de Gareca; al final Pablo decidió no matar al atacante argentino.

Velásquez el Popeye, también confirmó que en esta guerra del narco hubo víctimas colaterales como la familia de Pedro Sarmiento “Estábamos en guerra. Incluso secuestró a jugadores de Cali para que entregaran a los hermanos Gilberto Rodríguez Orejuela y Miguel Rodríguez Orejuela y, como no cooperaron mataron a la familia de Pedro Enrique Sarmiento, quien actualmente es un técnico exitoso, pero no cooperó”, recordó el criminal en entrevista hace dos años.

Pero uno de los hechos más vergonzosos para Colombia se dio en el marco de la Copa del Mundo de Estados Unidos de 1994, en donde los cafetaleros llegaron como equipo promesa, pero particularmente en el duelo ante los locales, perdieron por 2-1; en este juego un autogol del cafetero Andrés Escobar, fue su sentencia de muerte, pues tras la eliminación de su selección y aún sin terminar la justa, asesinaron al futbolista en su país.

EL DATO: Pablo Escobar, fue uno de los más grandes narcotraficantes del mundo, fanático del futbol y seguidor del Atlético Nacional; su gran rival era el América de Cali, equipo controlado por el Cartel de Cali donde jugaba Ricardo Gareca.

NÚMERO: 300 muertes directas se le adjudicaron al sicario el Popeye durante su etapa como criminal a lado de Pablo Escobar; participó en más de tres mil atentados fatales.

EL DATO: El 2 de julio de 1994, con el Mundial de EU en curso y al Selección de Colombia eliminada, en Medellín, el futbolista Andrés Escobar fue asesinado en un restaurante con seis tiros en la cabeza; los responsables: David y Santiago Gallón Henao, sicarios de Pablo Escobar.

























Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -