facebook comscore
Nimiedades irrelevantes

Nimiedades irrelevantes

Columnas miércoles 07 de octubre de 2020 - 01:06

La disputa sobre el aforo de participantes de la marcha Anti AMLO es el primero de los episodios lamentables que viviremos en esta temporada electoral. Ambas partes han realizado declaraciones vergonzosas e incongruentes.
Por un lado, quienes intentaron por todos los medios posibles reunir a 100 mil personas en tiempos de pandemia, arriesgando la vida de los asistentes con los fines más frívolos. Aquellos que acusan al presidente de haber realizado una pésima gestión de la crisis sanitaria fueron los mismos que irresponsablemente expusieron al contagio a millares, sabrá Dios cuántos.
Por otro lado, quienes presumían de humildad, hoy dan un espectáculo de altanería burlándose de un sentir auténtico de las minorías. Hasta donde recuerdo, esa izquierda que hoy gobierna se presumía progresista y la discriminación no forma parte de una agenda de tal naturaleza.
No digo nada nuevo, la estrategia de la administración se ha basado en la división y descalificación. El problema es que da resultado. No es de a gratis. Los pasados 18 años, en plena era digital, el país entero fue testigo de las más atroces decisiones y actos de corrupción. Por ello, la administración se siente sobreacogida por la aprobación popular. Pero hasta cuándo la culpa de los sexenios anteriores seguirá siendo la respuesta a todas las preguntas.
Hoy por hoy, lo que queremos es ver resultados en la alacena, en el refrigerador, en la cuenta bancaria, en la cartera. Las disputas políticas solo distraen a quienes tienen tiempo para dedicarles su atención. Para todos los demás, los que piensan en el gasto, los recibos, la renta, los refrendos, la comida de mañana y la ausente quincena, los que luchan por salir bien librados al terminar la semana sin ser echados de sus casas, esos, no tenemos tiempo de estupideces. Necesitamos una solución hoy. Poco nos importan sus dichosos números. Estamos cansados de señalamientos y contestaciones, culpas y promesas, queremos soluciones. Recójanse las mangas y pónganse a trabajar desde el gobierno y desde la sociedad civil. Cada uno por su lado. Es hora de levantar cascajo, de ensuciarse la ropa, de sacar adelante este país que agoniza a causa de un enemigo silencioso.
Espero impaciente el día en que dejemos a un lado las promesas y abanderemos las causas. El gobierno no es el único responsable del futuro de nuestro país, también lo somos nosotros, los ciudadanos. Y no estiremos la mano para buscar recursos públicos. No hagamos caravana con sombrero ajeno, aprendamos a desprendernos. Los que de verdad luchan por éste país, han dedicado vidas de trabajo, lo han hecho sin recursos, sin apoyo, sin ser gobierno, lo hacen por vocación. Sigamos su ejemplo, pongamos manos a la obra y hagámonos responsables de nuestro propio bienestar. Bastantes son las trincheras y pocos son los solados.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El embate contra los organismos autónomos Columnas
2021-01-15 - 01:43
El poder de la empresa Columnas
2021-01-15 - 01:35
Reelegir a Varela Columnas
2021-01-15 - 01:25
Trump a juicio Columnas
2021-01-15 - 01:23
Las mañaneras Columnas
2021-01-15 - 01:23
El gremio “chafa” Columnas
2021-01-15 - 01:19
La supersubsecretaria Columnas
2021-01-15 - 01:18
Línea 13 Columnas
2021-01-15 - 01:09
La novia Columnas
2021-01-15 - 01:08
Adolfo Mora, coordinador en USA Columnas
2021-01-15 - 01:06
+ -