facebook comscore
Prevén mercados un gobierno dividido en EEUU

Prevén mercados un gobierno dividido en EEUU

Global miércoles 09 de noviembre de 2022 -

El bajo índice de aprobación del presidente y la preocupación por la inflación impulsaron las pérdidas de los demócratas en las elecciones intermedias de Estados Unidos, lo que paraliza al Congreso, pero el “tsunami republicano” no ocurrió, y eso es positivo en el corto plazo, dado que los mercados históricamente recompensan la certidumbre y un gobierno dividido.

Sin embargo, existe potencial para el dolor en el mediano plazo, desde la incertidumbre sobre el techo de la deuda hasta el gasto durante la recesión.

Se prevé un EE.UU. más paralizado también puede ser una pérdida para Europa, con menos liderazgo en cuestiones clave, desde el comercio hasta el medio ambiente, y un nuevo impulso de desglobalización no deseado. El nuevo Congreso sesiona a partir del 3 de enero de 2023.
Por su parte, Callie Cox, analista para Estados Unidos de eToro comentó que, por ahora, las elecciones intermedias parecen ser otro tema que el mercado necesitaba revisar.

Las elecciones pueden tener una amplia gama de resultados, por lo que un resultado normal puede ser una fuente de alivio. En los años de elecciones intermedias desde 1950, el S&P 500 ha subido el 67% del tiempo, desde el día de las elecciones hasta el final del año.

A medida que lleguen los resultados, podremos ver mejor cómo se espera que este organismo del Congreso dirija una economía que está al borde de la recesión. En este momento, parece que tendremos un Congreso dividido durante los próximos dos años. Históricamente, el mercado ha preferido ligeramente un Congreso paralizado, pero podría ser una desventaja con la economía al borde de la recesión.

Cuando hay una crisis económica, es vital que intervengan tanto la política monetaria como la fiscal. Si se materializa una recesión el próximo año, el Congreso podría proporcionar un estímulo específico para ayudar a suministrar o mantener a flote la fuerza laboral de las empresas. Pero eso solo puede suceder si los legisladores pueden encontrar puntos en común, lo que se vuelve más difícil en un Congreso dividido.

Y como hemos visto este año, la inacción del gobierno podría obligar a la Fed a mover su martillo aún más fuerte, aumentando las posibilidades de que veamos más daños económicos en la búsqueda de controlar la inflación.

El inminente debate sobre el techo de la deuda también podría convertirse en otra distracción a principios del próximo año.

Un Congreso paralizado podría impactar a ciertos sectores más que a otros. Los legisladores se han centrado mucho en la energía y las fuentes alternativas este año, por lo que es posible que veamos que la conversación se estancará un poco.

También hay menos posibilidades de que veamos una gran reforma farmacéutica o medidas tecnológicas antimonopolio.

Mientras procesa esta ola de titulares políticos, recuerde que los resultados de las elecciones no impulsan los mercados en el largo plazo. Las utilidades y la economía sí, y ninguna parece tener correlaciones obvias con quién toma las decisiones en el Capitolio.

El 43% de los mandatos del Congreso (de todo tipo: división, control republicano, control demócrata) desde 1950 se han superpuesto con una recesión. Muchas de estas recesiones no fueron el resultado de que cierto partido controlara el Congreso, sino más bien una mezcla de oportunidad y suerte.

Sin embargo, este Congreso en particular podría enfrentarse a una prueba temprana de conducción de la economía estadounidense a través de una alta inflación y un crecimiento lento. En un entorno desafiante, la política podría ser más importante.

- El panorama es positivo en el corto plazo -

Con las elecciones terminadas, los mercados tienen una cosa menos de qué preocuparse, mientras que a los inversionistas tradicionalmente no les importan los gobiernos divididos y los mercados suelen funcionar bien.

Si bien no todos los resultados están disponibles, muchas iniciativas sobre la liberalización del cannabis, las apuestas deportivas y las criptomonedas progresaron. Las ganancias republicanas fueron menores a las pronosticadas, pero tradicionalmente apoyan a sectores desde la defensa hasta la energía, y es probable que alivien las presiones legislativas sobre el cuidado de la salud y las Big Tech.

A más largo plazo, la perspectiva del mercado es menos positiva por tres razones. En primer lugar, los republicanos parecen decididos a aprovechar el próximo límite de deuda federal de 2023 para obligar a los demócratas a reducir el gasto. Esto impulsará la volatilidad y los riesgos de paso en falso. En segundo lugar, es probable que cualquier riesgo de recesión a la baja se enfrente con el gasto fiscal republicano, lo que podría desconcertar a los mercados si la recesión es profunda. Esto también pondría aún más atención en la Reserva Federal. Finalmente, los intentos republicanos de acusar al presidente Biden podrían generar volatilidad en el mercado y quitarle energía a otros asuntos del Congreso.


Con información de RedFinancieraMX
Imagen: AFP


No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

FT/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
China dona 100 millones de dólares a Cuba Global
2022-11-26 - 18:23
+ -