facebook comscore
Que 2020 no se contagie de 2019

Que 2020 no se contagie de 2019

Columnas viernes 07 de febrero de 2020 - 01:23

El Inegi confirmó que la economía mexicana, en lugar de crecer, se hizo chiquita -0.1%. Sin embargo, esto no sorprendió a nadie y era algo ya descontando por inversionistas, empresarios y familias. Parecía que las únicas incertidumbres durante el fin de semana largo eran el Superbowl y saber si los que sacaron “niños” en las roscas se iban a hacer patos con los tamales o no (yo todavía debo unos).
Esta calma duró algo así como media hora, pues en México estamos viviendo muy rápido y no necesariamente para bien, y ya surgen temas que condicionan el cierre de 2020. Si bien lo más inmediato es la posibilidad de que el 25 febrero, cuando se den a conocer las cifras definitivas del PIB, resulte que la caída sea mayor al -0.1% pero, en la medida que es una diferencia marginal, no trascenderá más allá de los aspectos de registro.
Donde el tema se complica es en la perspectiva de crecimiento para 2020. En la experiencia de 2019, el mal desempeño del PIB contagió al SAT que no alcanzó sus metas de recaudación (a menos actividad económica, menos comercio y por lo tanto se paga menos IVA; del mismo modo, a menores ingresos hay menor recaudación del ISR), dando como resultado que en los últimos meses del año el Gobierno federal estuviera metido en un problema de liquidez.
En 2019 la SHCP logró resolverlo echando mano de 125 mil millones del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP).
El FEIP tiene su antecedente en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros, creado en 2001 cuando estaba al alza la cotización del petróleo y los excedentes permitieron hacer un “cochinito” con el cual reaccionar en caso de una caída abrupta pero que, como parte de la “reforma energética” de 2014, cambio de nombre y su objeto se amplió a los desajustes presupuestales en general.
Para el cierre de 2019 los activos del FEIP andaban por debajo de los 280 mil millones, por lo que los 125 que se usaron para el gasto corriente del Gobierno al cierre de 2019 significó “quemar” casi 50% del cochinito que teníamos como país.
Lo anterior es relevante porque la SHCP estableció en los Criterios Generales de Política Económica un crecimiento de 2% del PIB 2020 y ese fue el dato entorno al cual se armó el presupuesto y se calcularon las metas de recaudación. Desafortunadamente para el país, ya el FMI recortó su perspectiva de crecimiento de 1.3 a 1%. Después no se digan sorprendidos, pero desde febrero se detecta un riesgo serio de este año se vuelva a el mismo problema de liquidez que el Gobierno Federal tuvo en 2019. De ser así México se estaría quedando sin el “cochinito” para las emergencias, faltando todavía cuatro años de la 4T.
Al revisar la publicación de INEGI respecto al PIB 2019 es posible observar que, mientras el agro creció y a los servicios se les puede considerar como estancados, fue precisamente el sector industrial el que cayó arrastrando consigo al resto de la actividad económica e impidiendo que el país pudiera crecer.
Lo anterior resulta relevante porque mientras los corifeos de la 4T tratan de achacar al extranjero el estancamiento económico del país, pese a que Estados Unidos creció más de 2% en 2019 y que el sector que mantuvo a flote a la economía mexicana fue precisamente el exportador, no se ve a nadie en la 4T con ganas de encabezar una reflexión crítica y seria de lo que se hizo mal.
Y lo primero para que 2020 resulte, aunque sea un poquito mejor… ¡es no cometer los mismos errores!



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Videollamadas en calzones Columnas
2020-04-01 - 00:04
Unidos contra el Coronavirus Columnas
2020-03-31 - 23:45
Algunos escenarios para LMB Columnas
2020-03-31 - 23:45
Del Covid-19 y el Ascenso Columnas
2020-03-31 - 23:35
Ajuste a presupuesto Columnas
2020-03-31 - 23:26
Línea 13 Columnas
2020-03-31 - 23:23
+ -