facebook comscore
Realidad fantasiosa

Realidad fantasiosa

Columnas miércoles 19 de agosto de 2020 - 00:46

¿Por cuánto tiempo más el doctor Hugo López-Gatell seguirá tratando de minimizar los daños de la pandemia? No bastan los ya casi 60 mil muertos para hablar con la verdad y decirnos que no están disminuyendo ni los contagios ni los decesos, sino que han dejado de hacer pruebas para detectar posibles portadores del Covid, lo que obviamente genera una realidad fantasiosa que relaja las medidas de prevención como es el uso de tapabocas.
Desde hace días, en el informe que por las noches da a conocer el subsecretario de Salud se observa que el porcentaje de pruebas ha disminuido, la razón, considero, es enviarles un mensaje engañoso a los mexicanos de que, como dice ellos, estamos saliendo del túnel.
A menos pruebas menos datos de personas contagiadas. Esa actitud es la que no entiendo ni apruebo, la realidad no se puede tapar, cada día me entero de personas cercanas que están enfermas de coronavirus y por miedo a entrar a un hospital y ya no salir vivos prefieren quedarse en casa atendidos por médicos particulares.
Ese es precisamente uno de los motivos por los cuales no hubo desbordamiento de pacientes ni saturación de camas en los hospitales, la gente enferma está en cuarentena en su casa pagando los servicios de salud para salir adelante, el terror que generan los hospitales de Covid psicológicamente los llevan a pedir prestado, a vender sus pertenencias, empeñar alhajas con tal de no pisar un hospital.
Caso concreto de una compañera periodista que fue contagiada por su esposo, él, diabético fue el de mayor daño, lo tuvieron con oxígeno día y noche durante 15 días, bajo supervisión de una doctora que le recetó un cóctel de medicamentos y dieta especial con un gasto superior a los veinte mil pesos que sacaron de su tarjeta de crédito, el problema será el pago posterior.
Otra historia la de una amiga que recientemente perdió a su mamá a causa de esta pandemia, durante 20 días la tuvieron en su domicilio con oxígeno, pero su organismo no reaccionó bien al tratamiento médico por lo que finalmente y aun en contra de su voluntad, llevó a su mamá a un hospital público donde la intubaron para finalmente morir.
A la familia le dijeron que la señora había muerto a consecuencia de un infarto cuando entró al hospital del ISSSTE por coronavirus.
Doctor López-Gatell estamos por alcanzar la catastrófica cifra que usted dijo de 60 mil muertos, se pueden evitar más si en lugar de disminuir las pruebas de posibles contagiados se aumentan. El dinero no vale nada cuando se trata de salvar vidas y mientras no tengamos la vacuna el gobierno y las instituciones de salud están obligadas a garantizar nuestra salud.
Vayan por más y más pruebas en bien de los mexicanos.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El mensaje, la posdata Columnas
2021-01-21 - 01:29
Canción sin nombre Columnas
2021-01-21 - 01:17
A dos de tres caídas Columnas
2021-01-21 - 01:11
La supervivencia democrática. Columnas
2021-01-21 - 01:09
Lo único que deben cuidar Columnas
2021-01-21 - 01:04
Línea 13 Columnas
2021-01-21 - 00:58
LOS MIÉRCOLES DE ENERO DEL 2021 EN USA Columnas
2021-01-21 - 00:41
Tiraditos Columnas
2021-01-20 - 01:54
+ -