facebook comscore
Ricardo Monreal, un rebelde con causa

Ricardo Monreal, un rebelde con causa

Columnas viernes 15 de julio de 2022 -

Una minoría al interior de Morena sigue tratando de orillar a Ricardo Monreal a salir por la puerta de atrás; han tratado, a toda costa, de meter grilla con teorías conspiratorias que buscan persuadir al presidente o a la propia sociedad intentando generar una concepción contaminada y, así, hacer llegar la idea de que, en Palacio Nacional, la determinación está tomada para el futuro presidencial.

Lo cierto es que eso ha propiciado una cancha dispareja en la sucesión presidencial adelantada. Hay evidencias y testimonios de favoritismo de la cúpula del poder y del propio partido de Morena. Un ejemplo es el posicionamiento exagerado que se impulsa desde el gobierno no sólo a invitaciones donde la atención mediática está puesta, sino también en elogios para generar en la opinión pública un efecto positivo.

Pero no podemos asegurar que el impacto tenga una conexión tan dominante en la población civil. Es obvio que eso influye, aunque también desnuda que esto ha llegado a ser un mecanismo desigual para los presidenciables. En el caso de Ricardo Monreal es evidente que el piso no ha sido parejo; él mismo ha reconocido la diferencias que hay entre un perfil y otro. El tamaño de ese trato es distinto.

Aun así, el Senador Ricardo Monreal ha sabido sobreponerse. Es muy complicado competir con esas condiciones adversas, pero el zacatecano nos ha demostrado que, jamás en la lucha social, hay que abandonar los principios, especialmente los que alimentan al partido de Morena que, por desgracia, pierde poco a poco esa esencia democrática que tanto trabajo costó consagrar luego de ganar las elección presidenciales del 2018.

Y por esa razón Ricardo Monreal insiste: “ni nos vamos a dejar, ni nos vamos a rajar”. Desde tiempo atrás viene mostrando una confianza grande, pues mucho dependerá de las propias circunstancias a favor para seguir consolidándose en la carrera presidencial. En primera, el zacatecano no es, para nada, un personaje improvisado en la política; en más de 40 años de trayectoria ha construido su propio camino como precursor del movimiento democrático.

Su historia dentro de la política ha cobrado mayor solidez, dado que su personalidad se guía por un conjunto de principios. Quizá esa manifestación ponga intranquilos a un grupo minoritario de Morena; sin embargo, el senador es así: desde que comenzó su trayectoria política ha expresado lo que piensa y siente. Durante todo esa etapa ha ganado más adeptos a la causa pues es coherente en el discurso y los hechos.

Ricardo Monreal es un rebelde con causa. Es de los pocos que se ha atrevido a señalar las irregularidades internas en Morena aunque eso signifique críticas y señalamientos. De hecho, siempre asume esa responsabilidad y la ciudadanía se lo reconoce. Más allá de que el presidente López Obrador tenga su opinión, el zacatecano la respeta pero continúa sosteniendo su criterio a pesar de lo que eso significa.

Y eso para nada es ir en contra de la expresión en Morena. Se supone que dentro del movimiento hay apertura a la opinión. Sería una pena que, en estos tiempos, no exista respeto al derecho a disentir, máxime en un gobierno democrático. Qué irónico fuese que, en el fondo de las cosas, hubiera una consigna que pugne por esa libertad, especialmente a estas alturas donde el mismo presidente ha hecho énfasis de estar a favor de la pluralidad.

Lo que es una realidad es que Ricardo Monreal ha sido franco con su personalidad. Ha dicho estar en contra del dedazo y, sobre todo, de las reglas de participación interna de Morena. Y tiene razón, al zacatecano se le ha dado la espalda en las propias circunstancias de equidad de una competencia presidencial adelantada; no ha sido justo el trato, mientras a otros se les impulsa, al coordinador de los Senadores se le segrega cuando pide ecuanimidad y democracia.

Y vaya que tiene razón: la encuesta de Morena es un mecanismo inservible que se presta a la manipulación. Igualmente, cuando se trata de respaldar a todos por igual, sin excepción hay enormes diferencias que, a juicio de la inmensa mayoría, se califica de favoritismo.

Entonces, si alzar la voz es- ser un rebelde- consideren a Ricardo Monreal bajo ese termino porque su causa ha sido justa, franca y honesta. En la democracia y la pluralidad no siempre se coincide; hay puntos de vista distintos y eso, por mucho, no debe ofender a nadie.

Desde luego eso le ha traído más simpatías a su causa. De hecho, una encuesta lo coloca a sólo 10 puntos de distancia- lo que significa que le pisa los talones al segundo lugar- a pesar de la enorme diferencia que han hecho desde el poder. Eso es más meritorio, ¿no?.


No te pierdas la noticias más relevantes en instagram

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Los diez de Coahuila Columnas
2022-08-08 - 01:00
Recesión inevitable, ¿en todo el mundo? Columnas
2022-08-08 - 01:00
ABBOTT, EL ANTI-INMIGRANTE Columnas
2022-08-08 - 01:00
A la baja créditos hipotecarios en México Columnas
2022-08-08 - 01:00
San Luis Potosí, de fiesta y trabajando Columnas
2022-08-08 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-08-08 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-08-08 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-08-08 - 01:00
Sigue el conflicto por la Permanente Columnas
2022-08-05 - 18:12
Los juicios previos Columnas
2022-08-05 - 06:29
La suplantación del Estado Columnas
2022-08-05 - 06:28
Elección desventurada Columnas
2022-08-05 - 06:25
Legislar en medios Columnas
2022-08-05 - 06:24
+ -