facebook comscore
Sarah Gilbert, una experta en genética  y malaria, que lucha contra el Covid

Sarah Gilbert, una experta en genética y malaria, que lucha contra el Covid

Global viernes 14 de agosto de 2020 - 00:18

Por Martha Cotoret
martha.cotoret@contrareplica.mx

A los 17 años. A esa edad comenzó la travesía de Sarah Gilbert, la principal desarrolladora de la vacuna de la Universidad de Oxford y AstraZeneca, por el mundo de la biotecnología.
Su primer paso fue obtener la licenciatura en Biología en la Universidad de Anglia del Este, en Norwich, este de Inglaterra. Luego, completó un doctorado en bioquímica. Después de eso, enfocó sus investigaciones en la industria de la biotecnología, donde aprendió sobre la fabricación de medicamentos.
En 1994, Gilbert obtuvo un puesto postdoctoral sénior en la Universidad de Oxford, en el campo de la genética, parásitos y la malaria. Aquella investigación la llevó a trabajar en el desarrollo de vacunas. Y ahora se enfrenta a su mayor reto: hallar la cura para la pandemia del Covid que ha dejado más de 751 mil muertos y más de 21 millones de infectados en el mundo.
Revela poco sobre su vida personal: “Nací en Kettering (Northamptonshire) y crecí allí, solo me fui para ir a la universidad”, dice. “Mi madre era profesora de primaria y mi padre era gerente de oficina de los zapatos Loake Bros”.
También se sabe que parió prematuramente a trillizos en 1998. En un artículo para la universidad sobre el equilibrio entre la vida y el trabajo, escribió: “Las cuotas de guardería habrían costado más que todos mis ingresos como científico posdoctoral, por lo que mi pareja tuvo que sacrificar su carrera con el fin de cuidar a nuestros hijos”.
Los trillizos ahora siguen los pasos de su madre, y los tres estudian bioquímica en la universidad. También fueron de los primeros voluntarios para el ensayo clínico de la vacuna covid-19 de Oxford.
Gilbert y su equipo de 300 investigadores de la Universidad de Oxford se las han arreglado para "avanzar muchos de los pasos del desarrollo de una vacuna que normalmente toman unos cinco años". "Y lo hemos hecho en cuatro meses", dice entrevista con la BBC de Londres. El secreto: hacer ensayos clínicos de las fases I, II y III en paralelo para ahorrar tiempo.
La científica dice no temer a posibles efectos secundarios de los ensayos: “Hemos usado este tipo de vacunas en varias ocasiones en el pasado, así que no esperamos sorpresas”. Además, detalló que lo más importante es “concentrarse en los ensayos clínicos y acelerar la producción”.
El equipo de Oxford tiene una dura competencia por delante: existen otras 22 vacunas potenciales y más de 100 en fases tempranas de investigación. Están asociados con la multinacional farmacéutica AstraZeneca, y ya han realizado ensayos en 1,077 personas.

Frase
Sarah Gilbert
Infectóloga de la Universidad de Oxford
"Es muy difícil equilibrar trabajo y vida personal (...) Parece imposible cuando no tienes apoyo. Tuve tres hijos. Las tarifas de la guardería eran más altas que mi salario"

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -