facebook comscore
Segunda vuelta en México

Segunda vuelta en México

Columnas jueves 09 de enero de 2020 - 00:37

En su libro publicado por la editorial de la Universidad de Oxford en abril de 2018, intitulado Reglas electorales y democracia en América Latina, Cynthia McClintock entrevistó legisladores de varios países, principalmente de Chile, Perú y México, con la idea de entender mejor el diseño y efectos políticos de la segunda vuelta electoral en los comicios presidenciales.
Encontró que en los primeros dos, que ya cuentan con segunda vuelta, los resultados fueron abrumadoramente favorables a este tipo de elección presidencial, pero en nuestro país se constató un gran apoyo a la segunda vuelta, a pesar de no contar con este sistema electoral aún.
De los legisladores mexicanos entrevistados, 44 por ciento prefirieron la segunda vuelta y 41 por ciento el sistema de mayoría relativa. Estos resultados parecen muy similares a los que arrojó una encuesta de 2007 del Reforma a Diputados Federales mexicanos, en la que 53 por ciento prefirieron segunda vuelta y 47 por ciento mayoría relativa.
Por otro lado, mientras que las críticas a la segunda vuelta fueron menores en los países que la practican, en los países que usan la mayoría relativa las quejas en su contra fueron muy comunes. En nuestro país, revela la autora, dos expresidentes, Fox y Calderón, la criticaron y el hoy Presidente López Obrador la reprobó expresamente en octubre de 2011 en un desayuno privado en el Centro Woodrow Wilson en Washington, DC.
A diferencia del entusiasmo de los políticos por la segunda vuelta, los estudiosos del tema se mostraron escépticos. Su principal argumento: si bien la mayoría relativa inhibe la proliferación de partidos políticos (en México no ha sido así), al mismo tiempo reduce los riegos de candidatos antisistémicos (“outsiders”) y de parálisis institucional por enfrentamientos entre el ejecutivo y el legislativo (que de todos modos sucedía en México al menos desde 1997).
McClintock alega que, para las democracias latinoamericanas, la segunda vuelta es superior a la mayoría relativa y ofrece evidencia estadística para probarlo en su capítulo 2, por estas razones: abre la arena política a nuevas expresiones, baja el umbral de acceso a una competencia real en elecciones presidenciales y al mismo tiempo asegura dos cosas de vital importancia para el sistema político entero: apoyo mayoritario al triunfador y por lo tanto, legitimidad política y social, mientras que éste deberá haber adoptado posiciones ideológicas y programáticas más centristas (o menos radicales) para ganar y gobernar. No se pierda el capítulo 4, sobre los problemas de la mayoría relativa en Honduras, México, Nicaragua, Paraguay y Venezuela.
Me parece que aceptar dialogar sobre los mecanismos de la segunda vuelta presidencial tendría más ventajas que desafíos, pero si aceptáramos modificar nuestro sistema electoral en esa materia, habría que imponerle acotaciones muy mexicanas. Se trata de un tema sobre el que tenemos que abrir un debate serio, sereno e informado.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Hacia una “Internacional Populista”? Columnas
2020-07-03 - 10:52
El Grupo Oaxaca, a 18 años de su legado Columnas
2020-07-03 - 00:49
¿Es pato? Columnas
2020-07-03 - 00:46
Tres calibres Columnas
2020-07-03 - 00:46
El liberalismo del presidente Columnas
2020-07-03 - 00:43
Empatía Beatriz Columnas
2020-07-03 - 00:43
+ -