facebook comscore
Sentencias del siglo XXI.

Sentencias del siglo XXI.

Columnas jueves 15 de octubre de 2020 - 00:42

Por Francisco Castellanos

En la célebre sentencia de 18 de agosto de 1848 -primera sentencia de amparo-, dictada por el secretario en funciones de juez del Juzgado de Distrito en el Estado de San Luis Potosí, se puede leer lo siguiente: “Visto el antecedente dictamen y teniendo presente que…..”

Por increíble que parezca, 174 años después las sentencias de los tribunales federales en México, en su gran mayoría, conservan esa frase sacramental, así como una metodología y estructura que las hace oscuras y de difícil comunicación para la ciudadanía.

Desde el punto de vista argumentativo la sentencia es un documento que contiene información técnica, pues se trata del discurso de un tribunal en el que justifica por qué resuelve como lo hace; sin embargo, ello no debe llevar a que su redacción sea inentendible para las partes y, en general, para la sociedad.

¿Por qué importa cambiar el modelo de nuestras resoluciones? Porque la sentencia es el documento por el que los tribunales cumplen la función de impartir justicia: derecho humano a favor de toda persona en nuestro país, reconocido en el artículo 17 de la Constitución Federal.

Como se trata de una función a cargo de órganos del Estado mexicano, es evidente que las sentencias tienen una dimensión social, pues en ellas se definen los bienes, derechos, valores y aspectos más importantes para las personas: como la libertad personal, el desarrollo de la personalidad, la familia, el patrimonio y el empleo, por citar algunos ejemplos.

Estoy convencido que la decisión de una sentencia y las razones que la sostienen, además de ser discursos jurídicos bien sustentados, deben redactarse de manera que sean comunicables a la sociedad con facilidad y lenguaje ciudadano.

Con razón el profesor Ezquiaga ha dicho que una sentencia no deber ser visto por la judicatura como mero documento de trabajo, sino como una decisión jurídica concreta. De esta forma, tenemos que distinguir que en la argumentación de una sentencia existen 2 momentos diferenciados: 1. El proceso de investigación y estudio de todos los elementos necesarios para alcanzar el sentido -descubrimiento de la decisión-; y 2. La decisión en sí misma -juicio del tribunal-.

En México y el resto de países de la región latinoamericana, incluida la Corte Interamericana de Derechos Humanos, es práctica común insertar ambos momentos de la argumentación como discurso en las sentencias, esto es, el proceso de todo lo que tuvo que estudiar el tribunal para alcanzar la decisión y el juicio en sentido estricto.

Espero que la judicatura en México ya no tarde mucho tiempo en comprender que, en épocas actuales, la sentencia expresa una decisión o juicio, por lo que solamente debe contener sus bases esenciales y no todo el trabajo de investigación y consulta.

También sería conveniente que las sentencias dejen de reflejar la complejidad del sistema jurídico, pues esa redacción la hace incomprensible para la sociedad. En automático, la mayoría de tribunales pierden de vista que la sentencia es la expresión de un juicio que resuelve un conflicto, no un catálogo de las diferentes alternativas de solución que nos podría ofrecer nuestro marco legal.

Es importante de igual forma recordar que la exhaustividad como obligación del juzgador se agota con atender todos los argumentos planteados en un recurso o demanda mediante respuestas motivadas; entendiendo por buena motivación aquella que presenta una decisión apoyada en razones que la hagan aceptable por cualquier lectora o lector.

Entre tantos cambios de fondo que requiere nuestro sistema de justicia, sin duda, nos vendría muy bien comenzar por la adopción de un modelo de sentencias para el Siglo XXI.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El teléfono Columnas
2020-12-03 - 01:39
Tiraditos Columnas
2020-12-03 - 01:36
El desafío: creer Columnas
2020-12-03 - 01:35
Se trata de dinero Columnas
2020-12-03 - 01:30
Derechos digitales y elecciones Columnas
2020-12-03 - 01:15
FIL, festival orgullo de México Columnas
2020-12-03 - 01:13
+ -