facebook comscore
Solo reporteros, presidente 

Solo reporteros, presidente 

Columnas viernes 06 de marzo de 2020 - 00:52

La necedad de querer sostener pseudoreporteros en las conferencias mañaneras del presidente Andrés Manuel López Obrador ya tuvo un primer enfrentamiento con los verdaderos representantes de medios de comunicación, que al sentirse agredidos, perseguidos y amenazados hicieron a un lado la tolerancia para exigir pruebas de las acusaciones de sobornos en su contra lanzados con total descaro y presencia del propio titular del Ejecutivo federal.
El espectáculo originado, todos sabemos que por el vocero presidencial Jesús Ramírez Cuevas, fue bochornoso: pedir al “sabueso” del presidente, Santiago Nieto, ahí presente, investigue a periodistas, activistas y políticos de dónde están sacando supuestamente recursos económicos para organizar el paro nacional de mujeres del próximo 9, fue la gota que derramó el vaso.
Esta política de “reventadores” de preguntas que incomodan al presidente López Obrador es grotesca, indignante y peligrosa. Lo sucedido el miércoles en Palacio Nacional da cuenta de dónde sale la violencia, de dónde se da la orden para atacar a los reporteros, columnistas y a toda persona que piensa diferente o simplemente en aras de hacer su trabajo informativo pregunta lo que a la autoridad de este país le molesta grandemente.
Las conferencias mañaneras ya no son conversaciones circulares como las definió y un principio el propio mandatario federal, son eventos inquisitoriales donde se condena a los culpables de incomodar al presidente a ser linchados públicamente por seguidores y por bots pagados por Ramírez Cuevas. Si no estás conmigo estás contra mí es la amenaza velada a través de la figura de titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, que disfruta de perseguir a supuestos enemigos.
¿Qué papel juega Jesús Ramírez Cuevas en todo esto? Por ser el vocero presidencial y tener en sus manos la responsabilidad de la relación con los medios, es urgente haga un alto en el camino y reflexione que lo más conveniente para el presidente es tener a los medios como aliados, sin que signifique subordinación, pues finalmente la crítica siempre es positiva.
En nada ayuda al primer mandatario de este país al tener un grupo de “lacayos” en primera fila para aplaudir todo lo que se diga en las mañaneras, sobre todo ahora cuando la realidad los está alcanzado. La petición hecha por un empleado de René Bejarano, no por un reportero, de investigar a quiénes sí lo son fue un exceso, una terrible equivocación con las consecuencias ya vistas.
En mi muy particular punto de vista es urgente modificar el esquema de las conferencias mañaneras si el presidente quiere continuarlas, dejando entrar única y exclusivamente a los representantes de los medios de comunicación, como se hacía cuando López Obrador fue Jefe de Gobierno.
A nadie, muchos menos al presidente, conviene generar un ambiente de enfrentamiento al interior de Palacio Nacional, que estén quienes deban estar y salgan quienes no tienen ninguna representatividad.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Contenido patrocinado
Notas Relacionadas
LA VILLA AL SERVICIO DE SU PRESIDENTE Columnas
2020-10-30 - 01:10
Parece que no aprendemos Columnas
2020-10-30 - 01:08
Tiraditos Columnas
2020-10-30 - 01:08
Demasiados frentes Columnas
2020-10-30 - 00:48
Gobernadores/Gobierno Central Columnas
2020-10-30 - 00:48
+ -