facebook comscore
Tensiones profundas en la resistencia

Tensiones profundas en la resistencia

Columnas lunes 01 de junio de 2020 - 01:17

George Floyd, el hombre afroamericano que fue asesinado el pasado 25 de mayo a manos de un agente policial de Minneapolis, Estados Unidos, además de generar dolor, indignación e ira pública, nos invita a una reflexión profunda. El reclamo ante la discriminación racial sistémica, marginación y opresión de las personas afroamericanas resuena de nuevo estruendosamente. Asimismo, dicha lucha refrenda los retos comúnmente enfrentados por las campañas de resistencia.

Miles han protestado ante dicho acto brutal, mismo que refleja las falencias sistémicas que corroen al sistema de justicia. En al menos 50 ciudades y 20 estados, la gente salió a las calles a manifestarse de distintas formas, algunas no violentas, como recrear la posición de Floyd y gritar al unísono frente a edificios gubernamentales “¡No puedo respirar!”, en otros casos las protestas terminaron en enfrentamientos violentos entre los manifestantes y grupos policiales, incendios y saqueos.

La protesta se siente con todo el cuerpo. Casos documentados como el de Rodney King en 1991 y el George Floyd develan las constantes tensiones de las campañas de resistencia civil. ¿Cómo apegarse a la disciplina no violenta cuando el sistema opresor que ha generado la deshumanización de personas por tantos años se niega a cambiar? ¿Cómo superar la indignación cuando el presidente de ese país pretende deslegitimar dicho reclamo y publica “cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo”?

Además, dicha causa tampoco se ha encontrado exenta de grupos oportunistas y agentes provocadores que pretenden justificar el uso de la fuerza por parte de la Guardia Nacional, así como impidiendo que se genere mayor empatía en los observadores. Sin embargo, existen formas de contrarrestar tales arengas, como lo ha hecho el activista Tay Anderson en Denver, exigiendo a grupos de gente blanca que no dañen propiedad privada bajo el acrónimo “BLM” —en referencia al movimiento Black Lives Matter— y así no contribuir al caos.

El viernes en Los Ángeles, la cantidad de arrestos ascendía a 500, seis estados han convocado a la Guardia Nacional y en 25 ciudades se han impuesto toques de queda. Dicho parámetro puede indicar que el país sigue demandando justicia. Ello nos direcciona a pensar cómo se podrían emplear estrategias para mitigar flancos violentos y conservar el ímpetu originado por el oprobioso asesinato de Floyd.

Preparar tácticas que mitiguen el uso improvisado de actos violentos, proveer alternativas para canalizar la energía del cuerpo a través de bailes, instrumentos de percusión y cantos, aislar a dichos grupos, documentar interacciones y ponerlos a disposición de las autoridades, así como contar con agentes de pacificación previamente designados, son algunas aproximaciones. Por último, nosotros también podemos abonar al manejo de las tensiones referidas a través de muestras de solidaridad internacional, como realizar actos protesta, donaciones y sensibilización a los demás. Hagámoslo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
SEGUNDA CITA EN LA F1 Columnas
2020-07-14 - 01:09
A LA LOMITA LA LMP Columnas
2020-07-14 - 01:08
Tiraditos Columnas
2020-07-14 - 01:07
Gobernadores panistas se acorralan solos Columnas
2020-07-14 - 01:07
BRECHAS, DEMOCRACIA Y FUTURO ELECTORAL Columnas
2020-07-14 - 00:53
+ -