facebook comscore
¿De qué va lo de la reforma eléctrica?

¿De qué va lo de la reforma eléctrica?

Columnas jueves 04 de febrero de 2021 -

La iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, presentada por el presidente López Obrador, no es una ocurrencia populista. Tampoco es una muy buena idea. El problema es que nadie ha presentado alguna alternativa viable para dar un golpe de timón a la política energética en general, y a la situación de precariedad en la que está la Comisión Federal de Electricidad, en particular.

La infodemia en el caso de esta ley es doble, porque de suyo es una materia muy técnica, que pocos entienden, repleta de terminajos sacados de una mesa de dominó de estudiantes de ingeniería. Supongo que la idea, en parte, es que no se entienda, para que sea un asunto de los expertos. No importa que todos sepamos si la luz nos llega cara o barata, si se suspende el suministro o no. Pero además de eso, ya las partes interesadas nos acostumbraron a una estridencia infantil: de un lado, en la propia exposición de motivos de la reforma se insiste en un lenguaje propio de libro de texto gratuito, hablando del “periodo neoporfirista” y de que las subastas eléctricas son una “perversa maquinación” para saquear a México.

El CCE ha señalado que se trata de una “expropiación indirecta”, quizás el término más absurdo que han acuñado este sexenio, que ya es decir. No hay nada más definitivo y categórico que un decreto expropiatorio; es el despliegue de la supraordinación estatal por antonomasia. Hablar de que puede haber una “indirecta” es tan estúpido como hablar de un “impuesto voluntario” o un “encarcelamiento simbólico”. Estas cosas primigenias del poder político, o son o no son.

El problema es que la CFE está en una situación de fragilidad financiera, como siempre, pero la reforma energética del sexenio pasado, que era una apuesta interesante, no salió bien. Muy a la mexicana, los “inversionistas” que obtuvieron permisos y certificados energéticos, ni invirtieron ni les preocupó generar más energía; como si fueran placas de taxi, se dedicaron a comercializar sus permisos para dar energía a socios por debajo del precio de mercado. Los incentivos para estas nuevas inversiones, además, se tradujeron en contratos en los que la CFE les subsidia y regala energía. Y todos usan para distribución, también sin cargo, la red de distribución de la Comisión, porque es la que hay. No parece justo. Pero noto dos problemas en esta ley: el primero, que para alinear a los órganos reguladores a la política de la Sener es insuficiente, pues de entrada tiene problemas de constitucionalidad, por lo que es probable que todo mundo se ampare y la ley quede, en los que respecta a los compromisos adquiridos, como letra muerta. El segundo, que si los particulares optan por un arreglo, las indemnizaciones rondan - dicen - por los 20 mil millones de pesos. Y nosotros sabíamos que no había dinero ni para vacunas caras, mucho menos para esto. No está fácil.


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Jodorowsky's Dune Columnas
2021-09-24 - 01:00
Tiraditos - 24 septiembre 2021 Columnas
2021-09-24 - 01:00
Provocaciones de medio sexenio Columnas
2021-09-24 - 01:00
Retraso Columnas
2021-09-24 - 01:00
Delincuencia y política: Focos rojos Columnas
2021-09-24 - 01:00
¡No toquen a la ciencia! Columnas
2021-09-24 - 01:00
Línea 13 - 24 septiembre 2021 Columnas
2021-09-24 - 01:00
Agravio de la derecha Columnas
2021-09-24 - 01:00
Linda Louise Eastman Columnas
2021-09-24 - 01:00
Evolución ¿Solo una teoría más? Columnas
2021-09-23 - 01:00
Amparo vs leyes e interés legítimo Columnas
2021-09-23 - 01:00
Latinoamérica: Al borde del abismo Columnas
2021-09-23 - 01:00
Debuta en Naciones Unidas Columnas
2021-09-23 - 01:00
Un problema, en el que se va la vida Columnas
2021-09-23 - 01:00
Zulma Columnas
2021-09-23 - 01:00
+ -