facebook comscore
¿EL PIB no determina la calidad de vida?

¿EL PIB no determina la calidad de vida?

Columnas viernes 31 de enero de 2020 - 01:09

El PIB no define la calidad de vida de los ciudadanos, es verdad, y por las razones que daré, se explicará el por qué. Pero asumir que el PIB es innecesario como parte fundamental de la calidad de vida, es una absoluta falsedad. Autores como A. Sen y M. Nussbaum, y en especial esta última, criticarán a lo largo de sus obras, el reduccionismo de limitar la riqueza como único indicador para medir el desarrollo de las sociedades. Decir que el ingreso define cosas tan importantes para la vida de las personas como la educación, el acceso a la salud o la inclinación y disponibilidad para ciertas diversiones, es una mentira, aunque muy difundida.
La educación de una persona, por ejemplo, nos remite a cuestiones como los hábitos adquiridos en casa, la calidad educativa de los padres, el aprovechamiento del tiempo libre (Aristóteles y Marx sabrán bien esto). El niño, el joven o el adulto, cada quién en su cada cual, despliegan sus facultades intelectuales sin una barrera que se los impida. El deleite por las artes, el gusto por la ciencia, son cosas que no solamente requieren de dinero para poder cultivarse, son predisposiciones anímicas de un entorno favorecedor que nutra al alma. Aún con lo dicho, no podemos separar el acceso a los recursos económicos. El estudio necesita de recursos materiales: libros, medios de comunicación, acceso a personas que transmitan información, etc., todo eso tiene un costo.
Para Nussbaum los factores para el cálculo equitativo de la calidad de vida, nos hace voltear hacia el ciudadano íntegro, aquel que ha desplegado sus facultades intelectuales en un entorno donde preocupaciones básicas han logrado subsanarse: tener acceso a una buena educación, a salud, a un ingreso digno y divertirse de una manera que su alma se enriquezca –no en balde Nussbaum será la gran estudiosa contemporánea de la tragedia clásica griega. Tan influyente será su crítica y su propuesta, que la ONU reconocerá en esto un recurso mucho más objetivo para entenderse con el desarrollo de una sociedad.
Lo antedicho es completamente diferente ante el recurso demagógico de un gobernante carismático, sentenciando que, a pesar del nulo crecimiento del PIB, la calidad de vida de los ciudadanos ha mejorado, entre otras cosas, debido al despilfarro irresponsable de programas sociales para los que no existe un recurso gubernamental que compruebe su efectividad. Hemos visto desabasto de medicamentos, incremento de inseguridad, y ciertamente un incremento salarial que ojalá pueda mantenerse en un contexto de nulo crecimiento económico, que antes bien nos remite a la personalidad demagógica del presidente de la república, que a instituciones funcionales y políticas públicas responsables.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-07-03 - 13:34
HASTA EL MOMENTO… NAYARIT 2020 FIRME Columnas
2020-07-03 - 11:42
¿Hacia una “Internacional Populista”? Columnas
2020-07-03 - 10:52
El Grupo Oaxaca, a 18 años de su legado Columnas
2020-07-03 - 00:49
¿Es pato? Columnas
2020-07-03 - 00:46
Tres calibres Columnas
2020-07-03 - 00:46
+ -