facebook comscore
“La prostitución de los sentimientos”

“La prostitución de los sentimientos”

Columnas jueves 09 de julio de 2020 - 01:18

Por Antonio Rodríguez

Hablar de Werner Herzog es hablar de cine con mayúsculas. Su amplia filmografía ha dado pie a un sinfín de debates y análisis, de muestras de cine, y de homenajes. Su cine siempre ha analizado los lugares más recónditos de la naturaleza y del ser humano. Para los apasionados del cine es imposible no acercarse a él.
Su último filme, Family Romance LLC. , acaba de ser estrenado esta semana en la plataforma MUBI, aunque previamente en el Festival de Cine de Cannes del año pasado tuvo su estreno y, debido a la pandemia, se optó por estrenarse en circuitos caseros.
Es importante hacer énfasis en las letras LLC.(Limited liability Company) Compañía de responsabilidad limitada , lo que en México conoceríamos como S.A de C.V. que más que un significado literal, es la representación clara de que estamos hablando de una empresa, una compañía, un negocio.
Yuichi Ishii, perfectamente trajeado, se encuentra en el parque mirando a las adolescentes que por ahí deambulan, hasta que en específico se centra en una que ha dado ya varias vueltas a él. Este se abalanza y se detiene frente a ella presentándose: Soy tu padre, le dice, y le cuenta que el desapareció cuando ella era muy pequeña y que quiere recuperar su relación. La joven también lo estaba esperando, el encuentro estaba previamente pactado. Solo que ella no sabe que Ishii, no es en realidad su padre, es un actor y ha sido contratado por su madre para que este, por medio se su compañía, finja ser quien no es, para dar lo que su hija no tuvo.
Family Romance es una compañía dedicada a rentar personas que cumplan los roles que se les pide, siempre y cuando se tenga el dinero necesario para pagar, ya sea suplantar personas, o re-vivenciar momentos. ¿Necesitas una familia y amigos sustitutos? Llama a Family Rommance. Lo sorprendente es que esta empresa existe en realidad y Yuichi Ishii es quien la dirige.
Herzog filmó en Japón sin permisos, es por ello que la fotografía parece por momentos la de un estudiante de cinematografía. Ya que tenía que filmar a escondidas y en tiempo récord; los permisos para filmar en Japón no solo son caros, sino engorrosos, es por ello que también el filme tiene cierta estela de documental, y aunque para muchos este hubiera sido un mejor camino, lo cierto es que Herzog decide mantener respeto por quienes deciden contratar estos servicios.
Interesantísimo film de uno de los mejores directores vivos del mundo. Una ciudad con los avances tecnológicos más impresionantes ha demostrado que la cercanía con la tecnología ha separado a las personas y Herzog no duda ni un poco, que en un futuro cercano, Family Romance se convierta en un negocio masivo.








Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Atléticos y Cachorros, en el camino Columnas
2020-08-11 - 07:26
Vucetich a Chivas; revancha en un grande Columnas
2020-08-11 - 07:25
Tiraditos Columnas
2020-08-11 - 01:00
El presidente siembra a largo plazo Columnas
2020-08-11 - 01:00
Libertad de decidir en riesgo en Oaxaca Columnas
2020-08-11 - 00:46
+ -