facebook comscore
A Putin le viene bien la guerra de desgaste.

A Putin le viene bien la guerra de desgaste.

Columnas miércoles 20 de julio de 2022 -

Considera a las sociedades democráticas occidentales “débiles y aburguesadas”. Europeos y estadounidenses se desesperarán con la inflación, por eso está seguro de su triunfo. Además, los líderes occidentales son vulnerables a los ciclos electorales. En Estados Unidos los demócratas perderán la mayoría en el Congreso, en el Reino Unido hay un inesperado cambio de primer ministro, en Italia ha vuelto la inestabilidad gubernamental, en Francia Macron no ha podido organizar a su gobierno y en Alemania Scholz parece paralizado.


Europa está al borde de una profunda crisis económica y política bajo la cual el aumento de la inflación y la caída del nivel de vida ya estaban afectando al estado de ánimo de los ciudadanos, mientras acecha una probable nueva crisis migratoria producto de la crisis alimentaria provocada en África y Medio Oriente por la guerra.

Putin también apuesta al tradicional estoicismo de los rusos, presuntamente capaces de resistir sanciones económicas y los rigores de la guerra en aras de la restauración de un “sueño imperial”.

Pero, sobre todo, el dictador ruso está seguro de la superioridad del régimen dictatorial sobre el democrático. Sus implacables fuerzas de seguridad han logrado mantener la disidencia en un nivel mínimo. Ya ha encarcelado o forzado al exilio a prácticamente todos los activistas contrarios a la guerra. Criminaliza a los periodistas independientes, silencia a los académicos, persigue a los blogueros pacifistas. El gobierno también hace ingentes esfuerzos para adoctrinar a la población con la versión militarista y antioccidental del patriotismo de Putin increntando censura y propaganda, dedicándose a la glorificación del pasado y promoviendo el culto al líder. Recientemente a Putin se le ocurrió compararse con Pedro el Grande (en el 350 aniversario del su nacimiento) en su intención de restaurar “la grandeza del país”.

Pero, en realidad, el sátrapa de Moscú no las tiene todas consigo. Los esfuerzos del Kremlin por evitar una movilización general muestra la poca disposición de los rusos para soportar una guerra larga y sangrienta. También pronto podrían empezar a sentirse los costos a largo plazo de la guerra. La inflación va a superar el 20 por ciento y Rusia se enfrenta a su recesión más profunda en 30 años. En el campo de batalla el avance ruso ha sido lento, arduo y costoso. Los nuevos reclutas apenas reciben unos pocos días de entrenamiento antes de ser vomitados a la batalla. La moral es baja. En esta guerra de desgaste Putin solo ofrece gloria imperial a cualquier costo. Ciertamente, la guerra ha aumentado su popularidad y lo hace aparentar ser “indispensable”. Pero nadie puede garantizarle el éxito final. Por su parte, Occidente deberá aprender, otra vez, una dura lección: la libertad exige sacrificios.


No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Nueva normalidad...de la violencia Columnas
2022-08-17 - 09:53
El “mártir” de Mar-a-Lago Columnas
2022-08-17 - 01:00
Octygeek Columnas
2022-08-17 - 01:00
Los niños de la minería Columnas
2022-08-17 - 01:00
Imagen del Poder Judicial Columnas
2022-08-17 - 01:00
Profeco, izzi y T-Systems; buenas nuevas Columnas
2022-08-17 - 01:00
Nueva normalidad...de la violencia Columnas
2022-08-17 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-08-17 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-08-17 - 01:00
¡CUIDADO CON LAS “MONTAVIAJES”! Columnas
2022-08-16 - 01:00
MÉXICO EN LLAMAS Columnas
2022-08-16 - 01:00
+ -