facebook comscore
Adiós a Lenin

Adiós a Lenin

Columnas martes 12 de octubre de 2021 -


Ilumíname, Zaragoza.
Que mi republicana plegaria ascienda hacia tus cenizas.
La carne es débil.
Y hasta los hermanos Serdán voltean a la derecha.

**

Y cuando despertó, digamos que la izquierda, el dinosaurio seguía ahí.
La izquierda requiere (re)inventarse.
Digamos que hacerse la eutanasia ideológica.
Abandonar la lógica de grupos sin agenda y de liderazgos para transformarse en una izquierda de ideas y de propuestas que se transformen en planes, y esos planes en gobierno.
Las buenas intenciones del 2018 y la supuesta bondad intrínseca de la izquierda (“el estar del lado correcto de la historia”) son discursos marginales e inútiles cuando la izquierda gana las elecciones.
La historia no tiene “lados”. Es una bonita metáfora para las campañas, pero la ciudadanía, que se vuelve electorado periódicamente, quiere otra cosa.
La popularidad del presidente no se transmite por invocarlo.
Sus más de 20 años de recorrer el país y pueblear son de él y no de nadie más.

**

Otro paréntesis obligado.
¿Se puede hablar de “izquierda” cuando esos gobiernos lo hacen con los programas de los gobiernos neoliberales del pasado inmediato?
¿O es algo así como gobiernos neoliberales teñidos de guinda y de Objetivos de Desarrollo del Milenio?
La ideología sí cuenta, y por supuesto, que existen ideologías.
La matrix no tiene un botón central que con apretarlo se destruye el sistema.

**

Paracetamol izquierdista en los gobiernos de la Cuarta transformación.
Es como si los veganos festejaran la fiesta del chivo y comieran Mole de Caderas, pero light.
Los cuadros más jóvenes que estuvieron en posiciones de gobierno, seguramente formarán parte de los nuevos cuadros de esa formación política.
Es como si combatieran al viejo PRI demostrando que pueden ir más allá del PRI en tres años.
La inteligencia ilustrada de la izquierda fue sepultada por la burocracia neo-morenista y sus gurús neoliberales.
“Nosotros sí sabemos cómo hacerlo; ustedes regrésense a la academia”, y llegaron los libertadores, pero cuando aparecieron el pueblo bueno ya no estaba ahí.
Vendrán los optimistas del mañana para demostrarnos que nuestro “mas-si-osare” no era de color de rosa.
Que los lunes no son azules sino de pañuelos verdes.
Y que Ignacio Zaragoza
Y que las revoluciones de terciopelo sólo existen en los libros de los politólogos.
La lluvia tóxica chairista jamás podrá inundar las represas de los think-thanks de la izquierda poblana.
Y cuando halláis ganado el espacio de la hegemonía lo perderás irremediablemente en las urnas.
Si la izquierda carece de ideas le sobran slogans.
A veces, estar demasiado de la izquierda te vuelve de derecha.
Paradoja.

**

Arrastraremos las estatuas de los conquistadores por las calles.
Demoleremos las estatuas y los monumentos del pasado.
La izquierda se distrajo en el simbolismo catártico; en la absolución de la inmaculada ideología y en la dispersión de la doctrina purista.
Pero cualquier leninista diría que solamente cuando el proletariado llega al poder empieza la revolución.
Zizek, con mayor gracia, plantea que no es el momento revolucionario electrizante, las masas coreando venganza, y etcétera, etcétera, lo que muestra el talante revolucionario, sino el día después del triunfo de la revolución, ese día gris, aburrido y monótono, ¿cómo se siente ese día?
Las auto-profecías se cumplen.

**

El vocablo izquierda es demasiado grande para esta columna.
Habría que moverlo con una grúa hacia un libro o hacia algún ensayo.
Pero ya no resiste ningún piropo.
Mejor habría que decir proto-izquierda poblana anti-aborto.
Mejor habría que decir proto-izquierda poblana tecnócrata.
Mejor habría que decir proto-izquierda poblana iturbidista.

***

Ah, por cierto, el Arzobispo Márquez y Toriz también pertenece a esta izquierda.
Neo-chairos vestidos de guinda que leen las profecías del profeta Jonás en tono revisionista.
Neo-chairos de trajecitos azules que se colocan la gorrita de la ideología.
Como si fuera el tarot.
O la hermenéutica de las nubes.
Que creen que la democracia es un axioma riemanniano.
Detrás de tantos memes hay una revolución en puerta.
El “desierto de lo real” está poblado de huachicoleros.
Al stand-up de la izquierda ni Carlos Marx asistiría.
Disneylandia nacionalista.
¡Premiemos al arquitecto de nuestro propio destino!
Hemos arribado al paraíso neoliberal.
El elector desarrolla la paciencia.
Cría demócratas que te sacarán los votos.
Un shot de ideología.
Vamos a arrancarle los ojos al Leviatán para que se vuelva un cíclope ideológico.
La batucada del pueblo bueno. El chairo cumbianchero que llevamos dentro.
El vaticinio de la (i)zquierda

***

¡Hip, hip, hurra!
¡Que viva el algoritmo, la república de las letras y el cubo rubick!
Porque no encontramos el botón de reset de la Matrix para volver a la ciudad de Palafox y Mendoza, una Disneylandia Zaragozista; la Berlín de por aquí cerquita, la entusiasta del apocalipsis y la distopía.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Prisioneros de guerra armenios Columnas
2021-12-03 - 06:41
Política toxica Columnas
2021-12-03 - 01:00
Presidencialismo o Parlamentarismo Columnas
2021-12-03 - 01:00
El Consejo de la Judicatura de la CDMX Columnas
2021-12-03 - 01:00
La inseguridad a medio camino Columnas
2021-12-03 - 01:00
La militarización de las aduanas Columnas
2021-12-03 - 01:00
TIRADITOS - 3 de diciembre Columnas
2021-12-03 - 01:00
Línea - 13 - 3 de diciembre Columnas
2021-12-03 - 01:00
ACTUALIZAR SEMBLANZA Columnas
2021-12-02 - 01:00
EL GABACHO Columnas
2021-12-02 - 01:00
Las Sustancias Químicas Columnas
2021-12-02 - 01:00
La otra pandemia Columnas
2021-12-02 - 01:00
Inquietudes constitucionales. Columnas
2021-12-02 - 01:00
NO SE HA PODIDO GANAR LA GUERRA Columnas
2021-12-02 - 01:00
BEISBOL DE ESTUFA EN MLB Columnas
2021-12-02 - 01:00
+ -