facebook comscore
Agravio de la derecha

Agravio de la derecha

Columnas viernes 24 de septiembre de 2021 -

Por José García Sánchez

La ligereza con la que se usan algunas palabras que se ventilaron algunos en su discurso con motivo de la cumbre de la Celac, Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, deben ser motivo de una reflexión histórica.

La confrontación que iniciaron con la intención de desbarrancar la reunión los presidentes de Paraguay, Mario Abdo Benítez, y de Uruguay, Luis Lacalle Pou, --ambos de partidos de derecha, muy de derecha—se convierten en un aviso de injerencias que quieren justificar desde ahora, como podría ser la descalificación de las elecciones de noviembre en Venezuela y la argumentación de un fraude electoral inexistente, como lo hicieran, con la ayuda de la OEA, en Bolivia.

Mario y Luis le dan prioridad al descarrilamiento de la cumbre frente a los principios elementales de no intervención. No son nadie para desconocer a ningún presidente del mundo, pero la orden vino del norte, en la visita previa a esos dos países del presidente del BID.
Argentina no asistió a la cumbre por problemas internos, tanto Alberto Fernández como Cristina Kirshner, comulgan con la intención de unidad de la cumbre aunque tengan diferencias entre ellos. Los dos asistentes innecesarios Mario y Luis, más la ausencia, injustificada pero sintomática, de Colombia y la salida de Brasil, por decisión unilateral de Bolsonaro, muestran nado sincronizado, consigna que acusa temor.

La falta de respeto, implica una ofensa al país anfitrión. Un agravio a quien invitó a los que descalifican a otros invitados, olvidan lo que son por el comedimiento al que obliga la obediencia con la intención de crear contrapesos. No lo lograron, de 33 naciones asistentes sólo Uruguay y Paraguay no coinciden con los invitados ni con los temas. Es decir, el 6.1 por ciento, lo cual marca no sólo quórum sino acuerdos legítimos.

Cuatro países, cuyos gobiernos tendrán razones para haberlos elegido, no son nadie para cuestionar decisiones electorales de otros países. Son responsables, eso sí, de las protestas callejeras que hoy cuestionan las decisiones de sus mandatarios, cuyos partidos no repetirán en el poder en las próximas elecciones. En contrapeso, se perfila una victoria de la derecha argentina, pero no se trata sólo de sumas y restas en las democracias latinoamericanas sino de conciencias sociales y de gobierno.

La calidad de anfitrión de México obligaba conciliación, pero el agravio no fue involuntario ni inconsciente. El licenciado en marketing Mario, ni del abogado Luis, son niños o analfabetas para desconocer el alcance de su discurso disuasivo.

La derecha es la misma en todo el mundo, golpista, saboteadora, destructiva, resentida, ya no es apta para gobernar como lo demuestran Mario y Luis. La ira supera la conciencia y la obediencia obnubila la razón. Ante esta realidad la derecha latinoamericana se declara, involuntariamente, incapaz de dirigir un país.


No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Desplazamiento forzado interno en México Columnas
2021-10-27 - 01:00
Telecom en México, la competencia se acaba Columnas
2021-10-27 - 01:00
Pagar la luz Columnas
2021-10-27 - 01:00
Hodmezovasarhely Columnas
2021-10-27 - 01:00
Justicia matemática Columnas
2021-10-27 - 01:00
Son niñas, no esposas Columnas
2021-10-27 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-10-27 - 01:00
Balcón Público Columnas
2021-10-27 - 01:00
Línea 13 - 27 de octubre Columnas
2021-10-27 - 01:00
El momento estelar del año Columnas
2021-10-26 - 12:24
Lo que no dijo AMLO en Guerrero Columnas
2021-10-26 - 01:00
2024: Voto presencial en consulados Columnas
2021-10-26 - 01:00
+ -