facebook comscore
BRECHAS, DEMOCRACIA Y FUTURO ELECTORAL

BRECHAS, DEMOCRACIA Y FUTURO ELECTORAL

Columnas martes 14 de julio de 2020 - 00:53

Por Sergio González

El principal reto que enfrentan las democracias modernas son las brechas en materia de bienestar, de ingresos, de edad, de género, de oportunidades, de educación, de acceso digital y de justicia social en general. Estas brechas surgen por una falla contemporánea que Dieter Nohlen desentrañó claramente al identificar las dos vertientes de la legitimidad democrática.

La primera es la legitimidad de acceso, que son las elecciones y los mecanismos de democracia directa que, aunque ya debidamente regulados y vigilados, ya no son suficientes por sí mismos, y la segunda es la legitimidad de salida, que yo llamo “de productividad oportuna y suficiente de los bienes y servicios públicos”, como la seguridad pública, la educación, la salud, el combate a la pobreza, el trabajo decente, las libertades políticas y de expresión y, en general, un estado de derecho con condiciones mínimas de dignidad humana y paz social.

Esta segunda vertiente solo se puede evidenciar a partir de la realización de una definición completa de la democracia, precisamente como lo dispone la constitución mexicana: estructura jurídica y régimen político, pero también sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo. Se trata de esa concepción en la que se respetan todos los derechos humanos, las finanzas públicas están sanas, la integridad pública es principio rector en el manejo de los recursos públicos y la corrupción se combate auténticamente con toda la fuerza del Estado y de la Ley.

En México, las vertientes han sido enfrentadas, por un lado, con la creación de nuevos paradigmas del ejercicio de la función pública, del gasto y la recaudación en general, a través de un refuerzo de los valores democráticos originales como la igualdad, la equidad, la justicia, la austeridad (hoy norma legal), la honestidad y la temperancia.

Por otro lado, incorporando a nuestro marco normativo nuevas figuras de democracia directa y ciudadana como las candidaturas independientes, las consultas populares, el presupuesto participativo, la revocación de mandato y la iniciativa popular, con la idea en este caso, de ir borrando las fronteras entre la democracia intermitente (la de cada 3 años, la de los ciudadanos, urnas y boletas) y la permanente (la de todo el día, de todos los habitantes, la tecnología, redes sociales e internet).

En este decurso, el INE está llamado a jugar un papel fundamental. Estoy seguro de que lo hará con base en el arsenal de herramientas normativas, institucionales y administrativas que están a su disposición o le entreguen la jurisprudencia y las reformas que vienen; en su experiencia de 30 años y en su ejemplar servicio profesional. Lo hará bien, estoy seguro.
gsergioj@gmail.com
@ElConsultor2

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -