facebook comscore
Camas vacías, panteones saturados

Camas vacías, panteones saturados

Columnas lunes 23 de noviembre de 2020 - 00:52

Definitivamente alguien tiene que responder por los más de cien mil muertos que ha dejado la pandemia del Coronavirus en México, y no me vayan a decir que el acusado será el murciélago chino, porque de pretextos y lavada de manos ya fue suficiente. En esta tragedia en México hay responsables por omisión y negligencia y porque desde un principio minimizaron la pandemia aduciendo a que por nuestros orígenes ancestrales nada nos pasaría.

Presumir que hay camas vacías en los hospitales cuando los panteones están saturados y los crematorios no tienen capacidad para incinerar es la respuesta a las mentiras gubernamentales: nunca hubo estrategia ni hay ni habrá por lo que los científicos predicen de aquí a marzo el fallecimiento de ciento cincuenta mil personas; eso en cifras oficiales, la realidad está en los Registros Públicos con las actas de defunción.

Si bien es cierto que durante los meses en los cuales hemos convivido muy de cerca con el Covid-19 y diría más directamente con la muerte, no ha habido saturación de camas en los hospitales denominados de Covid no se debe a una buena estrategia gubernamental, se debe al rechazo sistemático que en los nosocomios se dio a las personas enfermas de este virus. Quédense en casa era y es la petición de las autoridades de salud para aparentar que México ha sabido enfrentar la pandemia con éxito mientras las personas mueren en sus casas.

Tampoco puede aceptarse como culpable doloso a la obesidad de las personas, o al hecho de que un gran porcentaje de mexicanos comen fritangas, no hacen ejercicio y no tienen hábitos alimenticios sanos cuando ese alto porcentaje de familias carecen de ingresos dignos para llevar una dieta saludable.

Los 101 mil muertos se deben a la negligencia de todas las autoridades, desde la federal, estatal, municipal y delegacional, teniendo como cómplices a las dependencias de salud que no ha asumido su papel en esta terrible pandemia que ha enlutado los hogares de más de cien mil familias, una cifra atroz como definiera la Organización Mundial de la Salud en México.

He escuchado con profunda pena y preocupación que somos un país de libertades y por la tanto cada quien tienen el derecho al libre albedrio, es decir, a escoger entre la vida y la muerte. La cuestión aquí es simple: ¿y los que no quieren morir y se cuidan para evitar contagiarse? Deben pagar las consecuencias de permitir que en las calles anden enfermos de Covid-19 porque son libres y no sancionarlos por el temor a ser castigados en las urnas.

Dejémonos de falsos testimonios, México está entre los primeros países donde la pandemia de ha manejado equivocadamente, donde hay camas con sábanas blancas en los hospitales vacías, pero en los panteones ya hacen centenas de miles de hombres y mujeres que pudieron salvarse si desde el principio se hubieran (que no existe) tomado con seriedad lo que estaba pasando en otros países: el Coronavirus nos avisó y no le hicimos caso.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2021-01-22 - 01:17
Una nueva política migratoria Columnas
2021-01-22 - 01:16
La Demagogia Columnas
2021-01-22 - 00:58
Populistas  ¡good bye! Columnas
2021-01-22 - 00:54
 ESTADOS DEMOCRÁTICOS, SOCIEDADES FASCISTAS Columnas
2021-01-22 - 00:52
Luz de luna Columnas
2021-01-22 - 00:51
Macedonio en la cuerda floja Columnas
2021-01-22 - 00:48
Línea 13 Columnas
2021-01-22 - 00:40
Baja en delitos Columnas
2021-01-22 - 00:38
+ -