facebook comscore
Covid-19 cura saturación aérea en el AICM

Covid-19 cura saturación aérea en el AICM

Columnas martes 23 de junio de 2020 - 02:01

Ante los fallidos intentos y los proyectos sin pies ni cabeza según los expertos y los organismos e institutos que participan activamente en el desarrollo de la industria aérea, un golpe de realidad viene a imponer una oportunidad para pensar las cosas: el espacio aéreo del centro del país y el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) dejaron de declararse como saturados.
La pandemia Covid-19 mantiene las grandes áreas de movimiento del aeródromo capitalino con mínima ocupación e incluso en algunas casos fantasmalmente vacías (comidas, recepciones, documentación y aduanas).
Aunque fue hasta septiembre de 2014 cuando el AICM, por publicación en el Diario Oficial de la Federación, se etiquetó como saturado, la realidad es que por todas las operaciones (movimiento de pasajeros, despegue y llegadas de aeronaves, slots agotados) realizadas a lo largo de 2013, la decisión ya era inaplazable.
Hoy, tras tres meses de contingencia sanitaria y los golpes sin tregua a la actividad económica del mundo, y en particular contra ciertas industrias que tienen que ver con la movilidad y reunión de las personas, como lo es el turismo y la aeronáutica, las cosas han cambiado (quizá para siempre)… Planes y proyectos deberán partir de cero y dentro de la nueva realidad para concretarse.
Nada menos ayer, el director ejecutivo de relaciones institucionales de Grupo Aeroméxico, Sergio Allard, aseguró que la caída en el movimiento de pasajeros permiten estimar que el AICM volverá a saturarse hasta dentro de cuatro o hasta cinco años. ¿Quién lo hubiera pensando? A seis años de sobrepasar su capacidad de 35 millones de pasajeros en movimiento al año, y mantenerse luego por arriba de los 45 millones, ya no más…
La Secretaría de Comunicaciones, incluso, ya dio carpetazo al proyecto de construcción para la Terminal 3 del AICM, aquel edificio remoto que se planeó para mover el exceso de pasajeros, aunque fuera solo para esperar, pues el servicio seguiría dependiendo de las mismas dos pistas que tiene, y que además no pueden ser utilizadas simultáneamente… Así que el edificio en honor a la paciencia de los pasajeros, se esfumó en los vientos del Covid-19.
Sin dudar, la SCT habrá de salir también a ponerle pausa a su famoso proyecto basado en el modelo PBN (Performance Based Navigation) con el que prometían poner orden en los cielos y consolidar un Sistema Aeroportuario Metropolitano.
El modelo en Europa lo tienen muy medido pero aquí tendría que ser precedido por un ordenamiento feroz de slot (horarios de despegue y aterrizaje), punto neurálgico de la navegación y política área, y más aún de los intereses y poder de cada una de las firmas que surcan los cielos del país.
El Sistema Aeroportuario Metropolitano, incluye al AICM, al Aeropuerto Internacional de Toluca y una de las dos obras magnas de la administración el de Santa Lucía, este último por cierto aún lidiando con problemas comunales y antropológicos, se encuentra aún sin tomar pista. Seguiremos las ocurrencia de los vientos.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Lozoya no era un lacayo Columnas
2020-08-12 - 01:30
¿Correcciones al diccionario o a la ley? Columnas
2020-08-12 - 01:29
Reprueba 61% para OPLE.   Columnas
2020-08-12 - 01:26
¡Puebla, resiste! Columnas
2020-08-12 - 01:25
Línea 13 Columnas
2020-08-12 - 01:12
+ -