facebook comscore
Datos duros sobre la participación política de la mujer

Datos duros sobre la participación política de la mujer

Columnas lunes 08 de marzo de 2021 -

Por Martha Mercado Ramírez

Presidencia de México, 1 hombre (0%); Gubernaturas, 2 mujeres y 30 hombres (6.25%); Senado de la República, 63 mujeres y 65 hombres (49%); Cámara de Diputados, 241 mujeres y 259 hombres (48%); presidencias municipales, 552 mujeres de un total de 2 mil 457 (22.46%); Suprema Corte de Justicia de la Nación, 3 mujeres, 8 hombres (27%).
En el Día Internacional de la Mujer vale la pena hacer una pausa y reflexionar sobre su participación en los espacios de toma de decisión en México. Los datos reflejan una clara disparidad entre mujeres y hombres, especialmente en los Poderes Ejecutivo y Judicial, así como una cercanía a la paridad en el Legislativo.

Durante décadas, las mujeres hemos sido borradas de los espacios de poder en la vida pública y democrática de la sociedad, limitando nuestra participación y el ejercicio pleno de nuestros derechos en condiciones de equidad, paz y seguridad.

En la Ciudad de México los datos son similares a los de nivel federal, pues contamos con 1 Jefa de Gobierno (100%); 33 mujeres y 33 hombres en el Congreso de la Ciudad de México (50%); alcaldías, 4 mujeres y 12 hombres (25%); presidencia del Poder Judicial de la Ciudad de México, 1 hombre (0%).

De igual forma, en el ámbito electoral capitalino la paridad es más una lucha que una realidad. En el Tribunal Electoral de la Ciudad de México, el pleno está integrado por 2 mujeres y 3 hombres (40%), mientras que el Consejo General del Instituto Electoral capitalino se compone por 3 mujeres y 4 hombres (42%).

Existen cientos de organizaciones sociales, instituciones públicas y personas de la vida política que han impulsado iniciativas en favor de la participación de la mujer, ejemplo de ellas son las reformas en materia de paridad y la relativa a la violencia política contra las mujeres por razón de género. Sin embargo, para que éstas se materialicen requieren de la voluntad y trabajo conjunto entre ciudadanía y autoridades.

De poco sirve tener leyes de vanguardia que promuevan la participación femenina en la vida pública si su materialización no puede ser llevada a cabo. De igual forma, si no contamos con la transversalidad de las políticas públicas para su instrumentación, cualquier iniciativa estará condenada al fracaso.

La lucha por la igualdad sustantiva y los derechos humanos de las mujeres no es una guerra de géneros, pues para alcanzarla será necesaria la participación de todas y todos en la construcción de una sociedad donde prevalezca la pluralidad de voces, visiones y culturas, a la par de un trabajo constante por la erradicación de la discriminación, la violencia y las brechas sociales y económicas entre hombres y mujeres.

Todas y todos tenemos la responsabilidad de formar nuevas generaciones que, en el futuro, no vean sus aspiraciones truncadas por cuestiones de género, raza, preferencia o cualquier tipo de discriminación.


No te pierdas la noticias más relevantes en facebook

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Línea 13 - 15 de octubre Columnas
2021-10-15 - 01:04
Musicología por @RenegadoInt Columnas
2021-10-15 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2021-10-15 - 01:00
El PRI crece o desaparece Columnas
2021-10-15 - 01:00
El montaje de Lozoya Columnas
2021-10-15 - 01:00
Dependencia a las redes sociales Columnas
2021-10-15 - 01:00
Reforma eléctrica: la forma y el fondo Columnas
2021-10-15 - 01:00
Sepa La Bola ¿Valor Moral? Columnas
2021-10-15 - 01:00
El flagelo de las adicciones Columnas
2021-10-15 - 01:00
El PRI crece o desaparece Columnas
2021-10-15 - 01:00
¿Cómo surge la convencionalidad? Columnas
2021-10-14 - 01:00
CONTRADICCIONES DE LÓPEZ GATELL Columnas
2021-10-14 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2021-10-14 - 01:00
+ -