facebook comscore
EL SOLLOZAR DE LAS MITOLOGÍAS

EL SOLLOZAR DE LAS MITOLOGÍAS

Columnas lunes 13 de diciembre de 2021 -

En 2021 conmemoramos un doble aniversario en el mundo de la poesía: la muerte del poeta Ramón López Velarde, acaecida en 1921, y la publicación póstuma de su poema “La suave patria”; obra que le confirió el privilegio de ser proclamado poeta nacional y provinciano; dualidad donde se conjuga el santo olor de las panaderías con el desliz visual por el perímetro de las mujeres.

La poesía de López Velarde es un canto a todas las mujeres; a las púdicas señoritas que llevan la falda hasta el huesito; a las flores de pecado que tratan en vano, con sus artes, de calmar la sed y el hambre del poeta; a las que son muy pobres y lo miran con ojos inusitados de sulfato de cobre y hasta las más recatadas, cuyas hermosas cabezas, los domingos, reciben las palabras en la misa; palabras hilvanadas en un velo invisible que se asienta, majestuoso, sobre los hombros de aquellas jóvenes mozas.

El simbolista Paul Valéry consideraba que “el león está hecho de cordero asimilado” y, por semejanza, podemos conjeturar que la poesía de Ramón López Velarde no tendría sentido sin la presencia del mujererío que desfila por sus versos como un caudal inagotable de presencias e imágenes que, al revelarse, siempre concluyen en la cara del poeta.
Ramón López Velarde es un poeta sensualmente femenino, quizá por eso nos extraña que la carga histórica de la lucha feminista se haya ensañada con sor Juana, sin voltear la mirada al vate jerezano, el gran reivindicador, o continuador, de la proeza de los poetas provenzales del siglo XIII, de Petrarca y de Dante, y del gran Garcilaso.

Azorín pensaba que no hay vieja o nueva poesía, hay solo poesía; y el ímpetu de sus temas y metáforas es reducido, como la ha dicho Borges en diversos momentos. En este sentido, la obra de López Velarde es novedosa, actual, sensual, carnal, religiosa y sacrílega, como lo fueran los poemas del ambicioso Catulo, quien fácilmente perdía la cuenta de los besos que le demandaba a Lesbia.

Pero en la forma, la poesía de López Velarde es deudora de una época situada entre el posmodernismo y las vanguardias, la envoltura de sus poemas reclama algunas formas métricas de la tradición, así como la rima inusitada, los acentos y los giros del lenguaje en que recupera y equipara los ritos del dogma católico con los rojos misterios del cortejo amoroso.

La combinación de la carne del espíritu con la carne del deseo corporal es propia del misticismo en su dualidad divina y profana, y pareciera que

López Velarde, un prófugo del seminario, se inclinó siempre por la segunda veta, cuyo deslumbramiento y combustión le permitió vivir y escribir siempre sobre su terrena obsesión por las mujeres. La mujer es la suave patria, la patria con dos trenzas que acuñó Vasconcelos en los libros de texto gratuitos.


No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El periodismo sin protección del Estado Columnas
2022-01-28 - 01:00
Columnas

2022-01-28 - 01:00
¿Derecho electoral o parlamentario? Columnas
2022-01-28 - 01:00
Menos crecimiento económico en 2022 Columnas
2022-01-28 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-01-28 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-28 - 01:00
La amorosa politiquería Columnas
2022-01-27 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-27 - 01:00
148 y contando Columnas
2022-01-27 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-01-27 - 01:00
Inoponible al INE el secreto ministerial Columnas
2022-01-27 - 01:00
NARANJA, NARANJA Columnas
2022-01-27 - 01:00
La revolución verde y sus consecuencias Columnas
2022-01-27 - 01:00
ENCARCELADO DE POR VIDA. Columnas
2022-01-27 - 01:00
+ -