facebook
Eduardo Ramírez, un fenómeno social que gobernará Chiapas

Eduardo Ramírez, un fenómeno social que gobernará Chiapas

Columnas jueves 20 de junio de 2024 -

Quienes solo tienen la satisfacción de haber vivido un momento único en la democracia participativa en México saben lo que significa el triunfo contundente en las urnas. Seguramente esa experiencia algún día la narrará Eduardo Ramírez, gobernador electo del estado de Chiapas. Nos referimos a ese proceso por la magnitud y la efervescencia que se vivió. Hablamos no solamente de una victoria convincente, sino de una auténtica aplanadora que conquistó todo lo que se jugó a la par. Eso, evidentemente, es el resultado del trabajo que ha hecho el Jaguar a lo largo de muchos años.

Tanto su capacidad política, como su empatía por las causas justas de los chiapanecos, generaron un vínculo muy cercano que, al final de cuentas, apuntaló al triunfo del pasado dos de junio. Recuerdo que, en infinidad de ocasiones, numerosos contingentes abarrotaron cualquier espacio que estaba habilitado para presenciar el discurso de Eduardo Ramírez. Eso se situó en momentos claves cuando fungió como senador y líder de los legisladores en la Cámara Alta. De igual forma, lo hizo en el momento en que se empeñó a dar el máximo para ganar la encuesta interna de Morena. Uno de sus grandes méritos, de hecho, fue haber resistido la enorme presión que se generó, inclusive con descalificaciones y fabricaciones de algunos medios de comunicación como el periódico Reforma.

Aun así, sus pronunciamientos siempre fueron en aras de construir la unidad interna del movimiento. Después de ello, sabemos, logró posicionarse como el coordinador de la defensa del voto. Durante toda la etapa de campaña, fuimos testigos de ello, Eduardo Ramírez estuvo siempre a la altura de las circunstancias que demandó el pueblo chiapaneco. De hecho, no ha perdido ningún instante para ir construyendo las condiciones de transición, pues en el mes de diciembre, fecha que se tiene previsto tome protesta, será un momento determinante en la vida pública de aquella entidad del sur del país.

Es muy común, por ejemplo, los encuentros con los principales protagonistas de Chiapas y, de paso, con las instituciones autónomas con quienes ha tenido pláticas y acercamientos. De hecho, conoce a fondo todos los temas inherentes de la agenda pública. Una de sus grandes convicciones, en efecto, es saber construir puentes de comunicación que, indudablemente, es de vital importancia para trabajar de manera coordinada. Recordemos que, el pasado dos de junio, Eduardo Ramírez obtuvo una votación histórica y, de paso, contribuyó al triunfo contundente de Claudia Sheinbaum. Fueron, ni más ni menos, casi dos millones los que se registraron. Eso habla de la legitimidad que tendrá en el arranque de su gobierno en Chiapas.

Tratándose de un fenómeno social como Eduardo Ramírez, fue un reconocimiento público el que hizo la sociedad el pasado dos de junio. No solamente le demostró su cariño al Jaguar Negro, sino que le entregó toda la confianza para transformar aquella entidad que, se tiene previsto, avance significativamente con el apoyo incondicional que ha prometido Claudia Sheinbaum, presidenta electa que, por cierto, tiene una relación de amistad muy fuerte con Ramírez. Además de ello, queda claro, el gobierno que encabezará Eduardo tendrá su sello particular. Es decir, habrá apertura, flexibilidad y certeza en los compromisos que se signaron en tiempos de campaña. Uno de ellos, desde luego, es apostar a la pacificación de Chiapas. Eso significa, naturalmente, una inversión clave en el sistema educativo. A su vez, fortalecer los programas sociales para que tengan mayor alcance entre los sectores más vulnerables, sin olvidar el importante financiamiento que se ha puesto sobre la mesa para el comercio a futuro. Eso dará más certidumbre económica y, de paso, ayudará a reconstruir el tejido social.

Será, no tengo la menor duda, uno de los gobiernos más productivos de los próximos meses y años. El mismo Eduardo Ramírez sabe el enorme compromiso que, mediante el voto popular, le ha dado el pueblo de Chiapas. De hecho, ya está trabajando desde este momento en la transición. De igual forma, han circulado nombres para integrar el gabinete legal y ampliado. Lo que sí podemos asegurar, está claro, es que serán hombres y mujeres comprometidos con el proyecto de la cuarta transformación.

A propósito, Eduardo Ramírez, gobernador electo de Chiapas, se reunió con Martí Batres, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México. Eso significa que, de manera clara, el Jaguar sigue enriqueciendo su visión para construir un gran proyecto de transformación en el sur del país, pues las expectativas son muy grandes en los próximos seis años.


No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

San Luis Capital

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
TIRADITOS Columnas
2024-07-12 - 06:42
Línea 13. Columnas
2024-07-12 - 06:41
El arte de juzgar: un oficio simple Columnas
2024-07-12 - 01:00
EL RÉGIMEN DE RESPONSABILIDADES EN LA CDMX Columnas
2024-07-12 - 01:00
La justicia llega al pueblo Columnas
2024-07-12 - 01:00
Legitimidad Democrática Columnas
2024-07-12 - 01:00
Todos contra el PRI Columnas
2024-07-12 - 01:00
EL PROTECCIONISMO EN LA INDUSTRIA AUTOMOTRIZ Columnas
2024-07-12 - 01:00
El desafío a la seguridad pública Columnas
2024-07-12 - 01:00
TIRADITOS Columnas
2024-07-11 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2024-07-11 - 01:00
+ -