facebook comscore
El INE fisiócrata

El INE fisiócrata

Columnas martes 29 de diciembre de 2020 - 00:44

La disidencia del actual gobierno tiene en su discurso, incluso en sus peticiones, las palabras clave que les identifica, tales como: comunismo, mentira o populismo.
Los mexicanos aprendieron que la oposición se basa en amenazas. Es decir, si se vota por tal candidato, el peligro para México acecha. Si se favorece a un partido habrá devaluación, si no se felicita a Biden habrá invasión militar y regresarán a todos los mexicanos del vecino país, si gana aquel candidato la economía se vendrá abajo. Existe una serie interminable de amenazas que nunca alcanzan explicación lógica, pero que identifican la historia de las campañas de proselitismo; sin embargo, buena parte de la población se conforma con esa parte pequeña de amenaza que no explica, pero define; no delibera, especula; pronostica, no diagnostica. En fin, son señalamientos que se quedan a la mitad de una explicación que debería exigirse completa para poder creer en ella.
Este tipo de amenazas ocurren ante una autoridad que no ve en el discurso de la oposición un amago, sino un proyecto partidista o, lo que es peor, un programa político. De otra manera, corregiría lo que hubiera que enderezar para dar un mensaje completo, porque en esa concepción inconclusa de la realidad es donde se queda también la conciencia política y la postura crítica de la sociedad en un eterno aborto de la concepción política.
A pesar de que hay una especie de obsesión soterrada, pero evidente en los funcionarios de INE, por los títulos académicos, pareciera que la teoría política, que debería ser su especialidad, pasa de noche y lo que no toca su protagonismo lo dejan ir como si no existiera. La fisiocracia que practican los 11 consejeros del INE, más la alta burocracia del instituto, incluyendo a los directores ejecutivos, los coloca en el siglo XVIII, cuando la frase “laissez faire, laissez passer (Dejar hacer, dejar pasar)” era suficiente para justificar que lo ajeno seguía teniendo algo humano para la política.
Así, con una visión política más cercana a la Edad Media que a la realidad de México, el INE practica un conservadurismo que ha agostado una teoría que lo sustente. Se requiere una refundación que cuando nace se confiesa un plagio de otras, entre ellas, la de Venezuela. Deberían revisar esto los teóricos del INE que ven en el “Chavismo” una amenaza a su cargo vitalicio, en ese instituto que ya cumplió 30 años sin reformas profundas ni cambio de posturas.
A pesar que la edad promedio de los consejeros electorales es de 40 años, teóricamente son unos ancianos; intelectualmente, en esa decrepitud aplican sus conocimientos que no renovaron por falta de responsabilidad social, que debió ser el primer requisito para que su perfil encajara en la responsabilidad que ahora mal realizan.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Una nueva política migratoria Columnas
2021-01-22 - 01:16
La Demagogia Columnas
2021-01-22 - 00:58
Populistas  ¡good bye! Columnas
2021-01-22 - 00:54
 ESTADOS DEMOCRÁTICOS, SOCIEDADES FASCISTAS Columnas
2021-01-22 - 00:52
Luz de luna Columnas
2021-01-22 - 00:51
Macedonio en la cuerda floja Columnas
2021-01-22 - 00:48
Línea 13 Columnas
2021-01-22 - 00:40
Baja en delitos Columnas
2021-01-22 - 00:38
EL COVID AFECTA SERIAMENTE A LA CHARRERIA Columnas
2021-01-22 - 00:32
+ -