facebook comscore
El gremio “chafa”

El gremio “chafa”

Columnas viernes 15 de enero de 2021 - 01:19

Hace unos días causaron polémica las declaraciones de Paola Ancona, secretaria de Músicos y Bailarines de la CROC en Quintana Roo, en las que manifestó su desprecio por la parte del sector artístico popular y el dedicado a tocar en bares y cantinas.

Sus palabras: "tiene muchos conocidos en el gremio bajo. O sea, de los que son de la calle, los chunchajillos, la gente que trabaja más en la calle y en bares; pero así chunchaqueros y esos. Lo único que no quiero es que estos se estén preparando para revolver al gremio, al gremio chafa", expresó durante una llamada telefónica que fue filtrada a los medios de comunicación de Quintana Roo.

Al mismo tiempo, videos transmitidos por un exintegrante de la CROC, Pedro Samper, dejaron en evidencia los mecanismos de coerción que ejerce dicha organización en los hoteles de la Riviera Maya, en donde la Confederación tiene la posibilidad de impedir el acceso de un trabajador o prestador de servicios a su área de trabajo, al mismo tiempo que sus dirigentes se valen de amenazas con el objeto de mantener callados a sus disidentes.

Sin embargo, por mucho que organizaciones como ésta hayan logrado extender su influencia hasta el grado de dividir el territorio, tal y como lo hace el crimen organizado, el gremio "chafa" ha escapado de sus garras.

Tanto en la Ciudad de México como en los destinos turísticos más importantes del país, los espacios de trabajo "formales" se encuentran bajo el dominio de los sindicatos y asociaciones de corte laboral. Así como sucedió en Cancún hace unos días, sucedía diario en los hoteles de Reforma y Santa Fe. Si no pagabas una cuota por cada integrante de una banda, simplemente se te impedía laborar. Cuidado si vas con pistas, porque la cuota es aún mayor. Y ni te atrevas a asomar tus narices como DJ porque los cobros por desplazamiento son exorbitantes.

El gremio bajo, el gremio chafa, hoy en día se encuentra más organizado y fuerte que nunca y tal vez la libertad de los cautivos esté en las manos de los más humildes y sencillos servidores del arte: los de a pie.
Sin embargo los liderazgos de los colectivos independientes deberán tener cuidado en no repetir los mismos errores de quienes ahora son el mal ejemplo. Para tener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes.
Mientras tanto, no debemos permitir que el abuso continúe; aunque al mismo tiempo hay que dejar de reproducir el odio en contra de quienes gozaron mucho tiempo de los espacios de poder, esos que hasta hoy se han mantenido en las sombras frente a la pandemia de Covid. Su silencio se puede entender con el dicho que dice "para tener lengua larga, hay que tener cola corta".


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Relevo Columnas
2021-03-08 - 02:02
Tiraditos Columnas
2021-03-08 - 01:49
Así no se gana; se pierde Columnas
2021-03-08 - 01:36
América Latina se fortalece Columnas
2021-03-08 - 01:27
Un sacerdote loco Columnas
2021-03-08 - 01:26
¿Qué son los DESCA? Columnas
2021-03-08 - 01:25
Línea 13 Columnas
2021-03-08 - 01:11
TRES MIL DOSCIENTOS DÓLARES DE AYUDA. Columnas
2021-03-08 - 01:08
La mujer y su decisión en la industria Columnas
2021-03-08 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-03-05 - 03:59
Urge frenar el tráfico de armas Columnas
2021-03-05 - 03:57
Ciberviolencia y existencia Columnas
2021-03-05 - 03:31
Apuesta Columnas
2021-03-05 - 03:29
+ -