facebook comscore
El reto de la nueva normalidad 

El reto de la nueva normalidad 

Columnas miércoles 20 de mayo de 2020 - 01:13

Es difícil que el mundo regrese a la “normalidad”. Quienes seamos afortunados de salvar la contingencia por la pandemia del Covid-19, tendremos una “nueva normalidad” porque sabemos que somos finitos y poco capaces para hacer frente a estos eventos. Tan sólo, deberemos entender que el contacto humano ya no será lo mismo.

No volveremos a la normalidad y debemos observar esta etapa como un proceso para comprender al mundo post Covid-19

La desatención sobre los profesionales de la salud nos hizo verlos como una “normalidad laboral”. Hoy sabemos de la importancia que tienen, ellas y ellos, y la necesidad de que el Estado, neoliberal o marxista, invierta para su fortalecimiento y protección. Una pregunta que se mantiene en el aire, durante estos días de confinamiento físico, es: ¿por qué durante tantas décadas se descuidó al sector y a los profesionales de salud?

Personalmente, no deseo regresar a la normalidad que enfatizó el papel que juegan la pobreza y la marginación frente a los derechos de las personas. El confinamiento físico acentuó esas condiciones que viven millones de personas. No todas y todos fuimos afortunados de quedarnos en casa. Miles de personas, tan sólo en la Ciudad de México, tuvieron que salir a obtener los recursos para que sus familias pudieran alimentarse y mantener los servicios básicos.

Frente al retrato de miles de personas que salieron a la calle por necesidad, las redes sociales se llenaron de otras que —desde espacios de privilegio— advertían su desesperación por el confinamiento físico o realizaban fiestas para hacer frente a la pandemia. Dos países totalmente que, puede no gustarnos, existen.

Si bien el Congreso de la Unión se encuentra en un período de alerta y con tareas reducidas por el confinamiento físico y la sana distancia, es preciso que trabaje desde ya para replantear el modelo económico que supere las políticas de asistencia para asumir totalmente el combate a la pobreza y marginación.

El presidente de la República afirma día con día la importancia que la política del Estado es “primero los pobres” y las instituciones de la República deben concretar de la tarea.
De iniciar la “nueva normalidad” en julio o agosto, el Congreso de la Unión tendrá poco tiempo para replantear la estrategia sobre el presupuesto para el año 2021. Pero más aún, tendrá que revisar cómo afectó el Covid-19 al Plan Nacional de Desarrollo.

El Coneval ha señalado, este 14 de mayo, que, al cierre del segundo semestre, la tasa de pobreza laboral se elevará al 45.8 por ciento de la tasa nacional.

No es poco el trabajo que tenemos en el Congreso de la Unión, especialmente la Cámara de Diputados, para que miles de personas, las que hayan perdido su empleo o tengan problemas económicos, dejen atrás esa normalidad que ya no deseamos para México.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
A quién culpar Columnas
2020-06-04 - 01:19
Violencia política y elecciones Columnas
2020-06-04 - 01:04
¿México asesino? Columnas
2020-06-04 - 01:01
Desinformación Columnas
2020-06-04 - 00:57
PRI-Oaxaca, relevo a distancia Columnas
2020-06-04 - 00:57
+ -