facebook comscore
El secuestro de las elecciones

El secuestro de las elecciones

Columnas miércoles 31 de marzo de 2021 - 01:13

Casi todos los regímenes autoritarios actuales llegaron al poder por las vías electorales, pero ya instalados en el gobierno procuran minar, someter o en última instancia eliminar a las instituciones garantes de un verdadero equilibrio republicano y democrático. Una vez dominados los poderes Ejecutivo y Legislativo se inicia un pertinaz ataque contra del Judicial, también se procede a limitar la libertad de expresión en los medios de comunicación utilizando toda clase de argucias y recursos legales y extralegales y, muy importante, se realiza el secuestro de la autoridad electoral con el propósito de hacer de los comicios meras formalidades destinadas únicamente a avalar la permanencia del dictador y sus compinches mediante una fachada democrática donde las condiciones de la competencia electoral estén desbalanceadas y la ley haga imposible el triunfo de la oposición. Así ha sucedido en naciones como Turquía, Hungría, Rusia, Venezuela y un etcétera cada vez más largo.
Quizá el caso más emblemático de como un gobierno autoritario sojuzga a la autoridad electoral lo presenta Venezuela, donde con la promulgación de la Constitución Bolivariana se instauró un Poder Electoral presidido por un Consejo Nacional Electoral (CNE) de carácter autónomo conformado por cinco “rectores”, quienes son designados por consenso por la Asamblea Nacional. Durante los primeros años de su existencia, el CNE parecía cumplir su función cono garante de procesos “justos y equilibrados”. Pero con el tiempo las cosas empezaron a cambiar. En 2005 por primera vez el Tribunal Supremo de Justicia, con mayoría pro Chávez, eligió a los rectores del CNE en lugar de la Asamblea Nacional. Desde entonces el gobierno venezolano ha manipulado las elecciones mediante el uso abusivo de los medios de comunicación y del gasto gubernamental, y aunque instituciones como la Unión Europea y el Centro Carter calificaron a los comicios de 2006, 2012 y 2013 como, en general, eficientes, no dejaron de observar situaciones de desequilibrio en favor del partido gobernante durante la campaña y en el día de las elecciones.
Estos desequilibrios se multiplican con cada vez más vigor en los procesos electorales venezolanos: interferencias del gobierno, manipulación de votantes, clientelismo exacerbado, trazado ventajista de los distritos electorales y ambientes de hostigamiento contra la oposición. A partir de 2013 los observadores internacionales han tenido dificultades para monitorear las elecciones. A pesar de todo esto, la oposición fue capaz de obtener la mayoría parlamentaria en las elecciones legislativas de 2015. Por eso para el proceso electoral de 2020 el régimen volvió a manipular las cosas para provocar, otra vez, la designación de los rectores por parte Tribunal Supremo de Venezuela de un nuevo Consejo Electoral aun más parcial y darle así la puntilla final a cualquier posibilidad de integridad y equilibrio. Así mueren hoy las democracias.


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
– “Gente, ya se la saben…” – Columnas
2021-04-22 - 07:43
¿Preparando el Camino? Columnas
2021-04-22 - 07:34
2021: Padrón electoral válido y definitivo Columnas
2021-04-22 - 07:33
¿Propuesta AD HOC? Columnas
2021-04-22 - 07:19
La falsa medicina Columnas
2021-04-22 - 07:18
Línea 13 - 22 abril 2021 Columnas
2021-04-22 - 07:15
Tiraditos - 22 abril 2021 Columnas
2021-04-22 - 07:11
Alex Otaola lanza Fractales Vol. ll Columnas
2021-04-22 - 01:00
Campaña de Tabe se desmorona Columnas
2021-04-22 - 01:00
El sonido del metal Columnas
2021-04-22 - 01:00
El soberano y su libertad de prensa Columnas
2021-04-22 - 01:00
INE, árbitro polémico y en riesgo Columnas
2021-04-21 - 01:00
Superliga: Sólo 48 horas de rebelión Columnas
2021-04-21 - 01:18
El Sucesor Columnas
2021-04-21 - 01:03
+ -