facebook comscore
Empoderamiento ciudadano: aclamado pero temido

Empoderamiento ciudadano: aclamado pero temido

Columnas miércoles 01 de diciembre de 2021 -

Cada vez que hablamos y denunciamos las oportunidades que tiene nuestra democracia, la fortalecemos.


Cada vez que le exigimos y le criticamos más resultados a este sistema de representación, en realidad defendemos a la democracia.

Y eso sucede así, porque la libertad que tenemos para participar en los asuntos públicos es un pilar elemental de nuestra democracia; por eso hoy decidí retomar su importancia en estas líneas.

En México, la participación ciudadana se ejerce mediante diversos mecanismos que se regulan a través de normas especializadas, destacando las de Jalisco y la Ciudad de México por contar con un mayor número de mecanismos, tanto de democracia directa como de democracia participativa.

Sin embargo, a nivel nacional, la participación en cada uno de estos mecanismos no alcanza ni siquiera el 20% de la población. De acuerdo con la ENCUCI 2020 del INEGI, la población no se ha integrado a estos mecanismos de participación, en mayor medida por falta de tiempo; falta de información sobre cómo usarlos; porque no les interesa; debido a la desconfianza; porque piensan que no son efectivos o consideran que no sirven para nada; porque implican muchos trámites o porque consideran que es peligroso hacerlo.

Si nos enfocamos a la Ciudad de México, los datos de INEGI concuerdan con los datos obtenidos de la reciente consulta popular de agosto, en la que únicamente participaron 10% de las y los capitalinos, porcentaje que a pesar de haber alcanzado el mínimo requerido por la Ley, no deja de ser bajo.

Hay que decirlo, si bien la sociedad está informada e interesada en los asuntos públicos, esto no necesariamente se traduce en su participación activa y frecuente en asuntos que le atañen; ni tampoco se refleja que exista una confianza ante las instituciones competentes ni con los vecinos partícipes.

Muestra de esta falta de confianza en las instituciones es que las solicitudes de información pública respecto de la ejecución y rendición de cuentas del presupuesto participativo configuran un porcentaje importante para las autoridades encargadas de su ejecución.

Hay una tarea pendiente que es muy clara: incrementar el interés y la inclusión ciudadana, pues solo así se reforzará el porcentaje de la propia participación que se requiere para hacer válidos futuros ejercicios públicos como consultas ciudadanas de presupuesto participativo y de revocación de mandato, así como para instrumentos más cotidianos como las asambleas y las sillas ciudadanas en las alcaldías.

Para verdaderamente avanzar en la rendición de cuentas y en la consolidación de la gobernanza es indispensable que la ciudadanía se involucre, no solo en los procesos de votación de sus autoridades y representantes -lo que conocemos como democracia electoral- sino en el diseño, aplicación, monitoreo, y evaluación de todas y cada una de las políticas públicas de los distintos órdenes de gobierno -una democracia participativa.

Personalmente me inclino por priorizar aquellos mecanismos de participación ciudadana en los que se involucra a grupos prioritarios que históricamente han sido desfavorecidos, como: mujeres, personas adultas mayores, pueblos, barrios, comunidades indígenas y afromexicanas residentes, personas con discapacidad y población LGBTTIQ+.

También deben implementarse mecanismos de participación digital, a través de las tecnologías de la información, pero sin dejar de efectuarse a través de medios tradicionales para llegar a las poblaciones que no tengan acceso a internet y contribuir con ello al cierre de la brecha digital, salvaguardando el derecho de participar activamente a todas y todos los ciudadanos.

Para lograr esta participación ciudadana real y efectiva, se requiere voluntad y convicción por parte de las autoridades del Estado para que echen a andar su maquinaria y hagan uso de las herramientas digitales necesarias, pero también se requiere naturalmente de nuestra corresponsabilidad y compromiso como sociedad.

La construcción de una nueva cultura política en la Ciudad de México y, en general, en el país, será sí y solo sí entendemos que la participación ciudadana es algo que nos corresponde a todas y todos materializar; con ello hagamos lo que nos corresponde.


No te pierdas la noticias más relevantes en spotify

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2022-01-14 - 06:07
Línea 13 . Columnas
2022-01-14 - 01:00
La mafia y el ómicron Columnas
2022-01-14 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-01-14 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-15 - 01:00
El México violento Columnas
2022-01-14 - 01:00
Musicología por @RenegadoInt Columnas
2022-01-14 - 01:00
El estigma de ser mujer de Tepito Columnas
2022-01-14 - 01:00
¿Poco presupuesto o resistencia en el INE? Columnas
2022-01-14 - 01:00
El tapado de la oposición Columnas
2022-01-14 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-13 - 05:56
La Mentira en la Política Columnas
2022-01-13 - 05:54
El efecto Djokovic. Columnas
2022-01-13 - 01:00
INE, 91.92 de calificación Columnas
2022-01-13 - 01:00
+ -