facebook comscore
Empresarios, soldados del Presidente

Empresarios, soldados del Presidente

Columnas viernes 14 de febrero de 2020 - 01:39

Ningún empresario de los que estuvieron la noche del miércoles en Palacio Nacional cenando tamales de chipilín es merecedor de compasión porque no saldrán de su chequera los 20, 30 o 40 millones de pesos que entregarán al presidente Andrés Manuel López Obrador, vía la Lotería Nacional, sino los trabajadores de cada empresa a los que se les descontará el cachito de 500 pesos para financiar la rifa de un avión que no se rifará.
Lo sucedió intramuros en el majestuoso Palacio Nacional parece de cuento, más de setenta empresarios mexicanos, los que tienen un buen de dinero, acudieron al llamado “filantrópico” del primer mandatario para firmar una carta compromiso sin membrete que asegure le entraran a apoyar la rifa presidencial.
Vuelvo a preguntarme: ¿Qué sucede en este país? Los empresarios y una empresaria prácticamente obligaran a sus trabajadores a comprar un cachito de lotería sin ponerse a pensar que quizá esos 500 pesos estén destinados a la alimentación de los hijos, a la manutención de los padres o a la compra de algún medicamento, la cosa es quedar bien con el presidente López Obrador con sombrero ajeno, si, con dinero de los pobres.
Ahora, si los empresarios quieren sumarse a apoyar la rifa presidencial que lo hagan con sus propios recursos que son multimillonarios y no a costa del sudor de sus trabajadores; que cada empresario haga su propia carta de compromiso y la haga pública prometiendo que no se obligara a sus empleados a comprar un solo cachito de lotería, eso, señores, sería lo más digno.
Qué le puede doler a Carlos Slim regalarle al jefe del Ejecutivo 20 millones de pesos cuando es del dominio público que es el hombre más rico de México y que seguirá siéndolo porque al igual que todos los que acudieron a la tamaliza de una u otra forma ya amarraron contratos con el gobierno federal.
Esa práctica añeja de entregar una cantidad de boletos para que los trabajadores sean los compradores reales es vergonzante, antidemocrática y, sobre todo, demuestra que en la realidad las acciones de corrupción que tanto han dañado a México se mantienen más vivas que nunca.
Y no es que los periodistas estemos en contra de lo que haga el presidente López Obrador para recaudar fondos para sus programas o proyectos, no, en lo que no estamos de acuerdo en las simulaciones. Citar a los más destacados empresarios nacionales para que vendan cachitos de lotería entre su clase trabajadora es sostener las mañas que nos prometieron erradicar.
¿No era más fácil y congruente pedirles a los empresarios una aportación millonaria personal? Ninguno de los asistentes a Palacio Nacional se hubiera negado simple y sencillamente porque, como dijera Emilio Azcárraga Milmo, son soldados del presidente en turno.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-03-29 - 23:51
@PadreSolalinde Columnas
2020-03-29 - 23:50
La muerte y el Coronavirus Columnas
2020-03-29 - 23:25
La pandemia de las pasiones humanas Columnas
2020-03-29 - 23:17
+ -