facebook comscore
La dimensión política de las relaciones sino-mexicanas: de desconocidos a hermanos tercermundistas (Parte I)

La dimensión política de las relaciones sino-mexicanas: de desconocidos a hermanos tercermundistas (Parte I)

Columnas miércoles 12 de febrero de 2020 - 11:58

Este 14 de febrero se cumplen 48 años del establecimiento de relaciones diplomáticas entre México y China. Como lo he mencionado en textos anteriores, la historia de los lazos entre ambos países es una de altibajos, en la que el aspecto político ha determinado sus características más que el aspecto económico. Sin embargo, en el estudio de la relación entre ambos países prevalecen los estudios sobre comercio y economía, y frecuentemente se deja de lado el aspecto político que condiciona altamente la relación. En este texto comparto la primera parte de un breve recuento sobre las relaciones sino-mexicanas con el afán de poner en perspectiva la dimensión política que hoy resulta tan importante en las dinámicas de las relaciones transpacífico.

China llega al Nuevo mundo

Antes del establecimiento de relaciones diplomáticas entre China y México, el contacto entre ambas naciones fue a través de las redes de comercio tejidas durante el siglo XVI. La porcelanas y sedas chinas encontraron un mercado en la Nueva España y estos productos serían comprados con plata mexicana, que era la forma favorita de pago en China durante la dinastía Ming. Los comerciantes de la provincia china de Fujian enviaron tanta mercancía como pudieron al Nuevo Mundo en un barco que viajaba solo una vez al año desde Manila hasta Acapulco. Historiadores que estudian ese periodo señalan que aproximadamente tres toneladas de plata cruzaron el Pacífico en el Galeón de Manila anualmente de 1580 a 1860.

Fue hasta 1903 y 1904 que China y México enviaron sus primeros diplomáticos al otro país respectivamente. Sin embargo, el desarrollo de una agenda bilateral nunca despegó porque tanto México como China tuvieron conflictos políticos internos; la revolución mexicana en 1910, y la caída de la dinastía Qing en 1911. Durante las primeras décadas del siglo XX hubo un intento por establecer una relación más cercana bajo el interés de las naciones de establecer muto reconocimiento de los nuevos gobiernos en ambas naciones. Sin embargo, cuando la parte china se tardó en reconocer al gobierno en 1921, comenzó en México un movimiento anti-China, principalmente en el norte del país. Este incidente, merece un escrito completo ya que en 1930 el surgimiento de sentimientos y legislaciones anti-china culminaron en un incidente violento en Torreón en el que cientos de chinos perdieron la vida. Según textos académicos, la comunidad china en México contaba con 15.960 personas y después de estos ataques, esta cantidad se redujo a 4.859 en 1940.

Hermanos Tercermundistas

Hubo un tipo de contacto fuera de los canales diplomáticos normales entre México y China desde 1949 hasta la década de 1970. Los intelectuales, médicos, artistas y personas influyentes (intelligentsia ) en ámbitos clave eran invitados a China constantemente bajo un objetivo de persuasión ideológica a través del contacto cultural, el intercambio y la propaganda. En general, en esta etapa el enfoque de China hacia América Latina tuvo como motivo la propagación del antiamericanismo.

En 1972 México estableció relaciones formales con China. En ese año, nuestro país se convirtió en el tercero latinoamericano en establecer relaciones diplomáticas con la República Popular de China después de Chile y Perú. Incluso cuando algunos autores afirman que la política de motivación ideológica de China para la región latinoamericana pasó a ser motivada por razones económicas en los años 70, la base ideológica permaneció visible en el caso de México.

Durante los años 70 y 80, China envió delegaciones de académicos para estudiar al PRI. Entre 1965 y 1985, más de 300 chinos fueron enviados a estudiar a América Latina y 160 estudiantes latinoamericanos estudiaron en China. Una de mis anécdotas favoritas de leer es la que relata el primer embajador mexicano en la República Popular China, Eugenio Anguiano Roch quien recuerda cómo había un cierto nivel de afinidad ideológica entre los dos países. El siguiente pasaje se refiere a la proyección en China de una película sobre la nacionalización mexicana del petróleo mexicano en 1938:

“¡Ellos lo amaron! El Partido Comunista organizó enormes multitudes de miles de personas. El público chino nunca había visto películas mexicanas, y esta encajaba perfectamente con su pensamiento político en ese momento. ¡Comenzaron a vernos como camaradas!”

Fuente: Archivo en biblioteca de la Universidad de Pekín, en China.

En este sentido, México estaba siendo considerado por el grupo político chino como un socio clave por nuestra cercanía estratégica con los Estados Unidos y la relevancia de esa nación para China. La narrativa del tercer mundo se convirtió en motivo de unidad para México y China. En 1975, México se convirtió en el primer país latinoamericano en firmar un acuerdo de cooperación científica y tecnológica con China, y en 1981 y 1984 Beijing envió delegaciones de alto nivel a México. En estas visitas, los discursos chinos insistieron en que la estructura desigual del orden económico internacional era la causa de la deuda y la crisis de América Latina. En un sentido, Beijing quería crear una relación con los países del Tercer Mundo y encontrar aliados para unirse a ellos contra ellos contra "el imperialismo y el hegemonismo soviéticos y estadounidenses". Así, en esta etapa del siglo XX, la relación sino-mexicana se basó, en su identidad política como "Naciones del Tercer Mundo" en el contexto de la Guerra Fría y mucho de esto condicionó su relación económica. Sin embargo, esta narrativa que una vez unió a los países comenzó a divergir a finales de los años 80 con eventos como la reforma y apertura económica de China y el compromiso económico mexicano con sus países vecinos del norte a través del TLCAN.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El precio de disentir Columnas
2020-04-06 - 00:08
Sin bajar la guardia Columnas
2020-04-06 - 01:57
Línea 13 Columnas
2020-04-06 - 01:33
Solo Cristo nos salvará de la pandemia  Columnas
2020-04-06 - 01:21
Arte para des-aprender Columnas
2020-04-06 - 01:06
+ -