facebook comscore
La identidad digital de los niños

La identidad digital de los niños

Columnas miércoles 22 de julio de 2020 - 01:26

Cada vez que un adulto publica una fotografía, video o cualquier información de un menor de edad en las redes sociales, debería tener en cuenta que con ello contribuye a integrar la identidad digital permanente de esa niña, niño o adolescente.
Padres, tíos, abuelos, padrinos, vecinos o amigos de la familia tendrían que reflexionar antes de publicar cualquier tipo de información sobre ellos cómo quieren que sea identificado y reconocido por los demás durante el resto de su vida.
Sin proponérselo, los adultos podrían ser los autores del apodo y eventualmente del acoso que acompañarán a los niños el resto de su vida. Pensemos en el festival escolar, por ejemplo, donde todos los alumnos del colegio ejecutan bailables y obras de teatro con simpáticos disfraces que los padres se afanan en prepararles.
El orgullo y la festividad se vuelcan en decenas de fotografías y videos que ahora están en formatos digitales. Atrás quedaron los álbumes de fotos que servían para recordar nuestra niñez. Hoy todo se deposita en las redes sociales donde las fotografías, videos, audios y toda clase de información pasa a ser del dominio público. Se pierde el control sobre ellas.
Imaginemos que el niño fue disfrazado de una simpática ranita al festival escolar y la niña participó como una graciosa vaca de la granja. Al transcurrir de los años las imágenes estarán disponibles para siempre en internet.
¿Cómo se sentirá cuando sea adolescente y sus amigos o chicas con las que quiera relacionarse lo busquen por su nombre o imagen y siempre aparezca aquella fotografía? No es de descartarse que le apoden La Rana. Y a ella, bueno ella será La Vaca. Gracias a papá, gracias a mamá por no cuidar la identidad digital de sus hijos. Esa es una realidad de nuestros días con la proliferación de plataformas digitales y la pérdida de control sobre lo que se publica.
La afectación a los menores puede ser todavía mayor si los adultos no dejan de publicar aspectos sobre la personalidad y conducta de sus hijos, sobrinos, ahijados.
Cuando el responsable del Departamento de Recursos Humanos de la empresa a la que quieran ingresar a trabajar los busque en internet, probablemente tenga sus reservas de contratarlo al ver que en su niñez se caracterizó por ser “siempre un niño muy inquieto, distraído y a veces algo tosco con sus compañeritos”, según la descripción de sus propios padres o familiares.
Vale la pena reiterarlo: la identidad digital de una persona no se limita a lo que publica ella misma en sus propias redes sociales, blog o página de internet, sino que abarca también todas aquellas publicaciones de fotos, videos, audios, anécdotas y reseñas que hicieron otras personas.
Los derechos de las niñas, niños y adolescentes se rige por el principio del interés superior de su protección, y esto significa que prevalecerá siempre frente al derecho e interés de terceros que pudieran afectarlos o entrar en aparente conflicto.
La Constitución y las leyes mexicanas protegen ese interés superior y obligan a las instancias públicas a velar por ellos, pero también a todos los particulares. Corresponde a los padres de familia, tutores y en general a la comunidad protegerlos con medidas preventivas frente a ambientes tan volátiles como el digital.
Uno de los derechos que tienen los menores de edad es el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación, pero en la perspectiva de favorecer su desarrollo integral; en cambio, un descuido de los adultos puede convertirlas en una auténtica pesadilla sin fin.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Feminicidios y homicidios Columnas
2020-11-26 - 00:48
ENTRE MADURO Y PODRIDO. Columnas
2020-11-26 - 00:35
Aliados, mujeres, violencia y definiciones Columnas
2020-11-26 - 00:27
Outsourcing, ¿son tiempos de cambios? Columnas
2020-11-26 - 00:23
Sigue la alerta por el Covid-19 Columnas
2020-11-26 - 00:23
Justicia, la prioridad. Columnas
2020-11-26 - 00:18
+ -