facebook comscore
La lectura del mundo

La lectura del mundo

Columnas lunes 15 de febrero de 2021 -

El brasileño Paulo Freire fue reconocido mundialmente por haber imaginado y puesto en práctica un método novedoso, para impulsar la alfabetización masiva de la gente humilde y marginada de su país, el cual se extendió a algunas regiones del África de lengua portuguesa. Influido por una perspectiva social revolucionaria, Freire considera que todo proceso educativo es político y, por consiguiente, debe despertar la conciencia de las personas para que se sitúen en su realidad histórica; y a esta concepción de la enseñanza se le ha llamado pedagogía crítica, siendo nuestro autor su más fiel representante.

Asimismo, desde una perspectiva antropológica y semiótica de la lengua, Freire rechaza la enseñanza opresora, según la cual el docente lo sabe todo, mientras que el aprendiz sería un recipiente vacío, dispuesto a ser llenado y colonizado con la información que el sistema desea imponer. Por el contrario, opina que la gente tiene una visión completa del mundo, basada en la experiencia y en los conocimientos empíricos, tradiciones y costumbres que integran su cultura y, aunque ésta pudiera ser ágrafa, no es ajena a la palabra.

Para Freire, la oralidad permite establecer un vínculo suave con la expresión escrita, en la medida en que se acercan dos maneras de concebir y describir el mundo, sin que una sea superior a la otra, pues ambas habilidades serían complementarias para la adquisición del conocimiento y la conciencia, como dice en este pasaje: “en la alfabetización de adultos, como en la posalfabetización, el dominio del lenguaje oral y escrito constituye una de las dimensiones del proceso de expresividad”.

En este sentido, la lectura del mundo implica exceder la concepción del signo lingüístico tradicional, según lo concebía Ferdinand de Saussure como abstracto, arbitrario y lejano a las cosas nombradas; en cambio, Freire considera que se puede leer el mundo si acudimos a otro conjunto de signos visuales, olfativos, gustativos y táctiles que también nos ayudan a comprender la realidad del entorno en que vivimos. Por ello, la tarea del docente consistiría en unir, en un ambiente de libertad, las polaridades del mundo letrado con el mundo de la realidad animada y tangible.

Para mostrar su postura frente al tema que nos ocupa, el propio Freire hace un proceso “arqueológico” de su formación como lector. Nos comenta en su texto “La importancia del acto de leer” cómo desde pequeño se plegó a la vivencia familiar, al contacto con la naturaleza, las tradiciones, las historias de fantasmas y aparecidos, y cómo se dejó impregnar por el lenguaje de sus mayores, de manera que su contacto con la escuela implicó una continuación del mundo familiar; luego, su maestra de kínder y su profesor de secundaria establecieron el puente entre la oralidad y la escritura. Por eso, Freire, al llegar a la edad adulta, puedo afirmar que, “la lectura del mundo precede a la lectura de la palabra.”


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Anticorrupción o Integridad Pública? Columnas
2021-09-21 - 01:00
Tiraditos - 21 septiembre 2021 Columnas
2021-09-21 - 01:00
Línea 13 - 21 septiembre 2021 Columnas
2021-09-21 - 01:00
Cumbre de Celac no logra su objetivo Columnas
2021-09-21 - 01:00
Reelección en el PAN Columnas
2021-09-21 - 01:00
Adiós OEA Columnas
2021-09-21 - 01:00
La ansiada recuperación económica chilanga Columnas
2021-09-21 - 01:00
Anecdotario del Congreso de la CDMX Columnas
2021-09-21 - 01:00
Monumentos, filias y fobias Columnas
2021-09-20 - 01:00
Rescatar el heroismo Columnas
2021-09-20 - 01:00
Línea 13 - 20 septiembre 2021 Columnas
2021-09-20 - 01:00
Acoso laboral Columnas
2021-09-20 - 01:00
+ -