facebook comscore
La polarización imaginaria

La polarización imaginaria

Columnas lunes 06 de diciembre de 2021 -

Se insiste en que la sociedad mexicana está polarizada. Esta afirmación se adjudica a un solo responsable: el Presidente de la República, por dividir a la sociedad entre fifís y chairos, contestar reclamos o corregir información irresponsable.

Ricos, una minoría, y pobres, una mayoría, muestran la desigualdad histórica del sistema político, verlo como polarización demuestra un simplismo espeluznante. Sería tanto como pensar que la lluvia crea el color de las manzanas.

La polarización no depende de una decisión de la población, es una condición impuesta por un régimen injusto, donde no hay igualdad de oportunidades, ni equidad en la justicia, ni en el derecho, ni en su disfrute de lo que le es propio. La polarización no es división, es enfrentamiento, y a lo que se refiere esa parte de la población tiene como origen viejos factores económicos, no existe por decreto o por preferencias partidistas.

Decir que en México existe una sociedad polarizada crea interpretaciones sin fundamento que no son lo suficientemente analizadas. Eso sí, se muestran intentos desesperados por implantarla, pero hay más fractura social en un estadio de futbol que en la vida cotidiana de México. La polarización es un efecto y no una causa, y desde esa visión miope quiere responsabilizarse al gobierno federal de provocarla.

La desigualdad social es el origen de toda polarización, y no es un problema que haya surgido recientemente sino una situación acumulada por el sistema político adoptado, es un conflicto de estructura no de coyuntura. Es decir, el capitalismo arroja cada día más pobres, no son los gobiernos o las ideas políticas lo que enfrenta a la población, pensarlo de otra manera muestra un grave analfabetismo político y desconocimiento de la historia; se habla de polarización con una ligereza que cae en la provocación o un irresponsable impulso para imponerla.

El proceso de polarización no tiene como elemento multiplicador la comunicación, --aunque algunos difusores intenten mostrarla como una realidad insoslayable--, sino se ubica en la pobreza y la riqueza que no ha podido superarse como esquema de estatus y medida discordante.

La dependencia económica, la voracidad del empresariado, la inexistencia de sindicatos auténticos, el autoritarismo, el desempleo, los bajos salarios, entre otras causas, permitieron que las diferencias sociales llegaran a límites no sólo injustos sino criminales. A pesar de esta condición la sociedad mexicana tiene la suficiente madurez para no caer en la trampa de la violencia entre hermanos, porque entre las herramientas de la disidencia está la intención de desviar el curso de la voluntad popular para convertir el descontento en guerra civil o golpe de Estado.

Conductas solidarias con el prójimo, el respeto a los semejantes, la historia común y la conciencia evitan desenlaces fatales. Quienes hablan de polarización sólo quieren inducirla por ignorancia o mala intención.


No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El discurso de odio de la oposición Columnas
2022-01-18 - 01:00
La batalla por la Revocación, una crónica Columnas
2022-01-18 - 01:00
VAPORUB Y TECITOS Columnas
2022-01-18 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-01-18 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-01-18 - 01:00
Asambleas de Diagnóstico y Deliberación Columnas
2022-01-17 - 01:00
Gratitud Columnas
2022-01-17 - 01:00
Cuarta ola, más complicaciones en CDMX Columnas
2022-01-17 - 01:00
¿Dónde se fueron los niños? Columnas
2022-01-17 - 01:00
Pemex y su sindicato Columnas
2022-01-17 - 01:00
Balcón Público Columnas
2022-01-17 - 01:00
EUDAIMONÍA Columnas
2022-01-17 - 01:00
EUDAIMONÍA Columnas
2022-01-17 - 01:00
+ -