facebook comscore
La política debe cambiar

La política debe cambiar

Columnas martes 01 de septiembre de 2020 - 11:10

Por Gabriela López Gómez

“La incertidumbre es la única certeza que existe. Aprender a vivir con la inseguridad es la única seguridad que podemos alcanzar”


John Allen Paulos

Con la llegada de la pandemia se aceleraron las reflexiones en todo el mundo sobre la necesidad de cambiar la política, porque la política ya no está haciendo bien sus deberes, porque el marco institucional en el que funciona ya no le da la capacidad institucional para resolver problemas inéditos y porque se está planteando resolver esos problemas nuevos con soluciones viejas.
Ya antes de la pandemia había claros síntomas de agotamiento de los modelos políticos y de fracaso de la gran mayoría de poderes públicos, gobiernos y partidos: chalecos amarillos en Francia, Hong Kong resistiendo políticas de Pekín, #blacklivesmatters, llegada de líderes populistas al poder, entre otros.
El mundo entero vive innovación en el ámbito de la tecnología, las comunicaciones, el comercio, la ciencia y la educación. En tanto, la política parece ni darse cuenta de esa revolución. El ciudadano tiene la posibilidad de ordenar unas sandalias desde su celular y recibirlas a la puerta de su domicilio en cuestión de horas, pero no logra que su ayuntamiento repare una lámpara ni siquiera en un mes.
En ese escenario, lo que se necesita para cambiar la mala política es una completa innovación, una manera distinta de pensar y de actuar. Por ello, me permito establecer cinco primeras ideas sobre lo que se debe generar en la nueva política:
UNO. Hacer un buen diagnóstico. Los políticos deben comenzar por conocer, escuchar a su entorno, anticipar escenarios, definir cuáles son las incertidumbres a resolver y articular los problemas reales que aquejan a sus comunidades.
DOS. No abandonar la política. Necesitamos que la política se vuelva a convertir en una oportunidad para la acción y para la legítima expresión de las energías sociales. Los políticos tienen la obligación de recuperarla.
TRES. Crear una nueva gobernanza cooperativa: la política debe verse como el centro de la configuración de la acción humana. Por ejemplo, para atacar juntos una pandemia, porque hoy, debido a los límites institucionales y legales, no es posible ni siquiera en la imaginación.
CUATRO. Aprender a negociar. No todo se debe resolver votando o con consultas populares, se tiene que ganar la voluntad de los actores que intervengan en una sociedad.
CINCO. Sistemas inteligentes de gestión: en el que participen grupos de especialistas en todos los ámbitos que ya están innovando para que guíen en el proceso. No debemos tener miedo a los asesores, porque justamente deberían complementar el expertise de quienes nos gobiernan.
La nueva política requiere de nuevos líderes con fuertes valores éticos y democráticos, además de altas capacidades de gerencia política. Estamos en un momento en el que la fractura del sistema político es irreversible y seguir viviendo en la inseguridad del camino ya no es opción.
La mala política cambia con nuevos líderes.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2021-01-18 - 02:55
Vacunación sin tintes electorales Columnas
2021-01-18 - 02:44
Liderazgo horizontal y trabajo en equipo Columnas
2021-01-18 - 02:35
Aborto y satanismo Columnas
2021-01-18 - 02:34
LOS DERECHOS DEL LECTOR Columnas
2021-01-18 - 02:32
El presidente no debe callar Columnas
2021-01-18 - 02:31
Línea 13 Columnas
2021-01-18 - 02:24
Delitos de alto impacto Columnas
2021-01-18 - 02:23
Messi: Se desprestigia en un Barca tóxico Columnas
2021-01-18 - 02:22
NO PERMITIR OLVIDAR LO OCURRIDO Columnas
2021-01-18 - 02:15
+ -