facebook comscore
La revolución interrumpida

La revolución interrumpida

Columnas viernes 25 de noviembre de 2022 -

A 112 años de iniciado el primer movimiento social del siglo XX, no fue más oportuno el título del libro de Adolfo Gilly “La Revolución Interrumpida”, ya que no ha concluido ni cumplido con sus objetivos la lucha armada: hacer de México un país más justo y democrático. Francisco I. Madero solo buscó sacar al general Porfirio Díaz de la silla presidencial y se convirtió en víctima de su propia ingenuidad y pequeñez de espíritu, sin visión de Estado. Fue la incorporación de Francisco Villa y Emiliano Zapata lo que le dio sentido social a la Revolución Mexicana, que, al asesinato de Madero y Vicente Pino Suárez, devino en una guerra intestina, cuartelazos y pronunciamientos, sin que llegara la justicia social a los mexicanos.
Correspondió a Plutarco Elías Calles institucionalizar la Revolución, con lo que acabaron los golpes militares, aunque no los asesinatos políticos, y dio estabilidad a la nación. A través del PRI se canalizaron las ambiciones de poder y se estructuraron los grupos en sectores y se satisficieron algunas demandas sociales, además de avanzar en preceptos constitucionales como la educación pública y gratuita o darle, en 1929, autonomía a la UNAM. Pero la Revolución quedó todavía mucho a deber a los desposeídos.

Lázaro Cárdenas instauró el Ejido, pero no concretó la reforma agraria, por lo que el campesino siguió en la miseria y endeudado. Manuel Ávila Camacho cristalizó la seguridad social con la creación del IMSS. Los gobiernos civiles, instaurados finalmente con Miguel Alemán, presidente pro empresarial, reprimió a los trabajadores y fomentó el charrismo sindical. Adolfo Ruiz Cortines instauró el desarrollo estabilizador, lo que dio bonanza económica al país, pero no mejoraron las condiciones de los obreros o campesinos, quienes competían con la pequeña propiedad.
Otro Adolfo, pero López Mateos, nacionalizó la industria eléctrica; sin embargo, fue intolerante con ferrocarrileros, electricistas, maestros y médicos. Gustavo Díaz Ordaz quedó marcado por la matanza de estudiantes el 2 de octubre de 1968 en Tlatelolco, aunque mantuvo una estabilidad económica -sin libertades políticas-, que se derrumbó dos años más tarde.

El PRI hacia usufructo de la Revolución Mexicana y aunque creó Luis Echeverría instituciones como el INFONAVIT o el FONACOT, su populismo acabó con el país. A pesar de la apertura democrática que instauró con los sindicatos independientes, no fue un demócrata y convirtió al Estado en una estructura obesa con un sector paraestatal poco productivo y convirtió al gobierno en empleador de empresas quebradas. Así, la administración pública fue hotelera, restaurantera, empresaria de la aviación, agente de seguros, fabricante de bicicletas o de hilos. Por cierto, nada eficiente o exitoso como emprendedor. El sexenio de José López Portillo completó lo que se dio en llamar “la docena trágica”, periodo en el que se dilapidó la bonanza petrolera y culminó con la aberrante nacionalización de la banca, el control de precios y la paridad fija, pero artificial de la moneda. Hiperinflación padecieron los mexicanos, nada bueno traían los gobiernos emanados de la Revolución.

Llegó el neoliberalismo y la alternancia en el poder. La economía dominó a la política y las variables internacionales marcaron el derrotero de las conquistas sociales. El arribo a Los Pinos de regímenes panistas y el aparente fin del PRI demostró que el problema no era el partido-gobierno, sino una crisis estructural que había relegado la solución a las demandas ciudadanas. Nunca escucharon las voces de la calle.

Por eso la Revolución está interrumpida, porque no ha resuelto los agravios sociales y siguen vigentes los reclamos zapatistas. Parece que la 4T no podrá, a pesar de su voluntad, echar a andar la revolución que requiere el país, habrá que esperar nuevas expresiones de la movilización ciudadana, la que exige todavía justicia social.


No te pierdas la noticias más relevantes en tik tok

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La violencia contra las mujeres Columnas
2022-12-02 - 01:00
¿Monreal o Santiago? Columnas
2022-12-02 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-12-02 - 01:00
AUMENTO SALARIAL, ABATIDO POR ALTOS PRECIOS Columnas
2022-12-02 - 01:00
Un buen gobierno Columnas
2022-12-02 - 01:00
Las mujeres en el ParlAmérica Columnas
2022-12-02 - 01:00
Sudáfrica 2010, nos eliminó Argentina Columnas
2022-12-02 - 01:00
El voto de las personas en prisión Columnas
2022-12-02 - 01:00
El INE se cruza de brazos Columnas
2022-12-02 - 01:00
Qatar 2022: México se va 44 años en reversa Columnas
2022-12-01 - 14:16
TIRADITOS Columnas
2022-12-01 - 01:00
LÍNEA 13. Columnas
2022-12-01 - 01:00
La evolución de la SCJN (VI) Columnas
2022-12-01 - 01:00
La lluvia ácida. Columnas
2022-12-01 - 01:00
+ -