facebook comscore
Los ahorros no deben dilapidarse

Los ahorros no deben dilapidarse

Columnas viernes 03 de abril de 2020 - 02:03

A lo largo de casi dos décadas del llamado neoliberalismo, el gobierno de México ha dispuesto de un fondo de estabilización, actualmente denominado Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), cuyos recursos estimados hasta septiembre de 2019 ascendían a 260 mil 185 millones de pesos contemplados para hacer frente a las necesidades financieras, y ante las difíciles condiciones que afronta la actual administración diversos sectores piden se haga uso de esos recursos para apoyar la economía golpeada por el desplome de los ingresos petroleros y la pandemia.
Para entender lo que enfrentamos, pongamos el caso de las finanzas de una casa familiar tradicional donde los ingresos son de mil pesos a la semana.
La familia que habita esa casa no puede gastar más de esos mil pesos, pero si por cualquier motivo deja de tener esos ingresos debe echar mano de los ahorros (en el caso de México, del FEIP) mientras se nivelan los ingresos, pero si las posibilidades de recuperar las entradas son escasas será impostergable recortar racionalmente los gastos, porque de no hacerlo llegará el momento en que los ahorros se agotarán hasta llegar al momento en que las finanzas sean insostenibles.
Debido a la falta de recursos para este año, el gobierno debió disponer de 149 mil 598 millones de pesos de dicho fondo porque la recaudación fiscal y los ingresos petroleros de 2019 fueron insuficientes para cubrir los compromisos económicos del país, y ante el difícil panorama nacional e internacional será muy difícil, en principio, reponer ese dinero y, después, crear los mecanismos para reponerlos y evitar que los ahorros se sigan mermando.
El propósito del FEIP es afrontar el bajo crecimiento económico y los rezagos estructurales, por lo que disponer de aquellos recursos en ningún momento puede ser cuestionado, pero dejar de reconocer que se carece de tales recursos significa una merma que puede exponernos a presiones financieras mayores.
Volviendo al ejemplo de una casa, es natural que el padre, como principal proveedor, no ponga mayores reparos durante las primeras ocasiones en que deba usarse el ahorro familiar, pero el resto de la familia debe estar consciente para no hacer más grave la situación, y a nivel nacional eso es lo que debemos hacer: asumir la responsabilidad de mantener finanzas estables para no tener que vender o rentar los pocos o muchos bienes disponibles, pues de hacerlo se entrará en una recesión en la que quienes venden no tienen a quien vender, ni los que compran tienen con qué comprar.
El Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios es eso; un fondo de estabilización, no un recurso del que se pueda disponer indiscriminadamente sin tomar medidas para fortalecer la estabilidad y las finanzas sigan aportando beneficios para todos.
Los ingresos petroleros y tributarios se reducen en forma peligrosa. ¿Cuál debería ser la estrategia para no acercarnos a la zona de peligro?

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Columnas
2020-10-27 - 00:26
ESTADOS UNIDOS 2020: ¿ELECTORADO COMPETENTE? Columnas
2020-10-27 - 00:15
Coahuila e Hidalgo, los resultados Columnas
2020-10-26 - 23:58
Discursos de odio Columnas
2020-10-26 - 23:57
Línea 13 Columnas
2020-10-26 - 23:52
+ -