facebook comscore
Los embates conservadores

Los embates conservadores

Columnas martes 18 de mayo de 2021 - 01:00

Raúl Avilez Allende.*

A los conservadores les gana su espíritu clasista y ven al presidente Andrés Manuel López Obrador, como alguien ajeno a ellos. Por eso no soportan ser gobernados por quien consideran inferior. Prefieren la corrupción de sus iguales o la tiranía de algún poderoso, mientras aspiran a ser aceptados como parte de la élite gobernante, pasando por alto el estilo de vida lleno de vicios y excesos a costa del pueblo entero.

Los conservadores extrañan aquellos tiempos en los que el Presidente de la República cuidaba las formas de la “buena política” y actuaba conforme al manual de lo políticamente correcto. Por eso ahora se escandalizan cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador les dice sus verdades. Y por eso mismo prefieren olvidar que en el pasado, detrás de su máscara, los presidentes priistas y panistas, escondieron decisiones dictatoriales y ordenaron muchas injusticias.

Antes los presidentes no se veían inmersos en los debates nacionales, pero se sentían con toda su fuerza. Por eso los que ahora presumen de valentía al enfrentar a la “amenaza autoritaria”, jamás se hubieran atrevido a hablarle así a un Presidente.

Esas expresiones escandalosas y groseras de personajes como el expresidente Vicente Fox o como el cortesano Diego Fernández de Cevallos, faltándole a la investidura presidencial, solo son posibles en un país de libertades, saben perfectamente que no serán reprimidos, censurados o desaparecidos. Como era la costumbre en los tiempos en que ellos fueron los amos y señores de México.

Lo que les da valor para embestir así al presidente López Obrador, es el borrón y cuenta nueva que decidió aplicar el titular del Ejecutivo Federal. Algo con lo que muchos mexicanos y mexicanas no estamos de acuerdo. Confunden prudencia con debilidad. Estos personajes que dañaron tanto a México, deben ser investigados y en caso de que resulten responsables de algún ilícito, que respondan ante la justicia.

Por eso, si el presidente Andrés Manuel en verdad quiere terminar con el régimen de opulencia y corrupción, debe arrancar de raíz los cimientos de la tiranía oligárquica que ahora patalea esperando la oportunidad de regresar al poder. En esta elección no podrán hacerlo, pero en el 2024 se defenderán como gato boca arriba.

La sucesión presidencial está más cerca de lo que parece y el dinosaurio sigue vivo. Cuidado con un embate más arriesgado de los conservadores. Como bien lo dice Aristóteles, las constantes denuncias del gobernante obligan a los “ricos a reunirse para conspirar, porque el peligro común aproxima a los que son enemigos.” Los demagogos no solo existen en la democracia, también pueden surgir de entre los pocos ricos y convocarlos a la sedición.

ENTRE GITANOS.

El INE y los organismos electorales locales están realizando un gran esfuerzo en organizar la mayor cantidad de debates de la historia. Pero ni los medios de comunicación, ni la ciudadanía en general se han interesado en verlos. Solo los equipos de las y los candidatos participantes y algunos simpatizantes de hueso colorado, abren Facebook o YouTube para verlos debatir. Salvo excepciones, pesarán más los logos de los partidos que los candidatos y candidatas.

EN CAMPAÑA.

1) En Tlalpan Gaby Osorio salió airosa del debate y tanto Alfa González como Héctor Hernández dejaron ir una gran oportunidad. La morenista libró los endebles y mal dirigidos ataques, lució más segura, preparada, con propuestas claras, conectó con la audiencia y no cayó en provocaciones.

2) En el debate por la diputación del distrito 23 federal, el gran perdedor fue Gabriel Quadri, del PAN, PRI y PRD. Volvió a mostrar su misoginia y malinchismo, al afirmar que no hay mujeres mexicanas a la altura de políticas extranjeras. El experimentado Pablo Gómez, de Morena, la libró y por fin se dejó ver en dos eventos. Giselle Hernández, del PES, fue por el voto de las mujeres y en contra de un soberbio Quadri que no sabe portar un cubrebocas. Buen intento el de Sofía Castro, la “morra chilanga” de MC.

*Especialista en Ciencia Política y Gobierno.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las Clases Medias Columnas
2021-06-18 - 01:00
El Congreso de la Ciudad de México Columnas
2021-06-18 - 01:00
Tiraditos - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
Línea 13 - 18 junio 2021 Columnas
2021-06-18 - 01:00
¿Alguien ha visto a Florencia? Columnas
2021-06-18 - 01:00
Clase media y gobierno Columnas
2021-06-18 - 01:00
Discriminación conservadora Columnas
2021-06-18 - 01:00
Ricardo Monreal y su aspiración presidencial Columnas
2021-06-17 - 01:00
Cruella Columnas
2021-06-17 - 10:49
Crónicas de la gobernanza: Los verdes Columnas
2021-06-17 - 07:03
Caníbales del Centro Histórico Columnas
2021-06-17 - 07:01
De los migrantes todos quieren sus 43 mil mdd Columnas
2021-06-17 - 01:00
El 22 constitucional Columnas
2021-06-17 - 01:00
Consulta, INE, voto electrónico y partidos Columnas
2021-06-17 - 01:00
La mitad del corazón de CDMX Columnas
2021-06-17 - 01:00
+ -