facebook comscore
MONSIVÁIS Y LA TRANSFORMACIÓN POLÍTICA

MONSIVÁIS Y LA TRANSFORMACIÓN POLÍTICA

Columnas miércoles 15 de julio de 2020 - 00:43

Por José Luis Rodríguez Díaz de León
Diputado Vicecoordinador del Grupo Parlamentario
de Morena en el Congreso de la Ciudad De México

Elena Poniatowska ha definido “perder a Carlos Monsiváis, es perder lo más alto de la inteligencia mexicana”. A diez años de su partida, reconocemos y extrañamos a ese gran periodista, escritor y humanista que nació en la alcaldía Cuauhtémoc y vivió en Portales, y que con sus crónicas lograba vincular la vida cotidiana de las personas con la vida política de nuestro país.

Cuenta que por aquellos días Monsiváis "empezó a rondar por las calles del centro, por las calles de Bucareli, con su gran amigo José Emilio Pacheco”, juntos hacían un contraste muy especial, porque José Emilio se vestía como un seminarista, “tenía un traje negro, una corbatita negra, su cara muy pálida”.

Ambos acudían al café “Kikos” cerca de la Secretaría de Relaciones Exteriores, esperaban a ver que saliera Octavio Paz, “yo sentí en los dos como una gran admiración por los creadores, los pintores, pero también con los escritores, y por los que consideraban grandes caricaturistas”. Carlos Monsiváis y José Emilio Pacheco ya tenían muy desarrollado el sentido del humor y la capacidad de burlarse de los demás” describió la escritora.

Se le recuerda al lado de Francisco Toledo, con la COCEI en Oaxaca, con el Subcomandante Marcos en Chiapas, en su participación y acompañamiento en el Movimiento del 68, y su preocupación por los hechos del 85.

Carlos Ortiz Tejeda ha comentado que si consideramos el concepto de David Laing “el yo dividido” se podría decir que existen los yo divididos de Monsiváis. Describe que hay un “Monsi” adorador de su madre; otro que era víctima de un miedo terrible en el 68, que sin embargo, “decía que no tenía derecho a ejercer su miedo”, otro Monsiváis es el que cayó dos veces en la cárcel, otras veces se mostraba un Monsiváis triste y amargado, también había un Monsiváis que tenía el don de la ubicuidad y lograba estar en todos los eventos importantes.

El cineasta y mejor amigo de Monsiváis expresa: “más allá de su obra, de su universo intelectual se antepone la singularidad de su vida proba, austera y compulsivamente alejada del poder y sus prebendas”.

De lo anterior, una prueba irrefutable es que en la calle, los cines, los cafés, en las manifestaciones, los mercados, las exposiciones, la gente espontáneamente se acercaba para estrechar su mano, felicitar y mostrar su admiración al tímido, pero nunca huraño escritor.

“Sí Carlos Monsiváis viviera, le daría mucho gusto esta Cuarta Transformación”, aunque también, sería muy crítico de algunas cosas que actualmente suceden, es lo que ha descrito, Henoc de Santiago, actual director del Museo del Estanquillo, precisa que a través de su crónica, Carlos “contribuyó muchísimo a ir forjando los cimientos que dieron fruto del triunfo logrado dos años atrás”.

@LUIS_DIAZDELEON




Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
AMLO Y LAS TELEVISORAS Columnas
2020-08-05 - 01:00
¿Quién fue el ganador? Columnas
2020-08-05 - 00:59
El doble túnel de la pandemia Columnas
2020-08-05 - 00:59
Pacto Social o Juegos del Hambre Columnas
2020-08-05 - 00:53
Línea 13 Columnas
2020-08-05 - 00:48
+ -