facebook comscore
Mario Molina, uno de los científicos más destacados de México y el mundo

Mario Molina, uno de los científicos más destacados de México y el mundo

Entornos miércoles 07 de octubre de 2020 - 18:27

Mario Molina Pasquel y Henríquez nació en la Ciudad de México en 1943. Fue ingeniero químico egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, destacado por ser uno de los descubridores de las causas del agujero de ozono antártico.

Realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania en 1967 y recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de Berkeley, California en Estados Unidos en 1972.

Fue en 1974 cuando como coautor, con F.S. Rowlaand, del artículo sobre el adelgazamiento de la capa de ozono, consecuencia de la emisión de ciertos gases industriales, los clorofluorocarburos (CFC), que tuvieron el merecimiento del Premio Nobel de Química.

Como consecuencia de sus investigaciones y publicaciones sobre el tema, se llegó al Protocolo de Montreal de las Naciones Unidad, el primer tratado internacional que ha enfrentado con efectividad un problema ambiental de escala global y de origen antropogénico.

El Profesor Molina fue miembro de la Academia Nacional de Ciencias y del Instituto de Medicina de los Estados Unidos y durante ocho años fue uno de los 21 científicos que formaron parte del Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente Barack Obama (PCAST); previamente había estado en el mismo Consejo del Presidente Bill Clinton.
Por su labor y contribución a la Ciencia recibió numerosos galardones, incluidos más de 40 doctorados Honoris Causa, el Premio Tyler de Energía y Ecología en 1983, el Premio Sasakawa de las Naciones Unidas en 1999, el Premio Nobel de Química en 1995, el Premio Campeones de la Tierra que otorga Naciones Unidas y fue el primer mexicano en recibir la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos.

Mario Molina señaló en alguna ocasión que cuando eligió el proyecto de investigar el destino de los CFC en la atmósfera lo hizo simplemente por curiosidad científica. No consideró las consecuencias que conllevarían sus estudios, pero cuando se dio cuenta de la envergadura de su descubrimiento se sintió sobrecogido, porque su aporte no sólo contribuyó a la comprensión de la química atmosférica, sino que además provocó un profundo impacto en la conciencia ecológica de todo el mundo.

El 15 de octubre de 2015 se inauguró el Edificio Mario Molina en Ciudad Universitaria, un espacio que vincula la investigación entre la Facultad de Química y la Industria.

Fue construido como parte de la celebración de los 100 años de la Facultad de Química y está orientado a brindar soluciones a problemas relacionados con la protección ambiental, el uso de energía y la prevención del cambio climático.

Mario Molina falleció en la Ciudad de México como consecuencia de una breve enfermedad.

IMAGEN TWITTER
Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
AP/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Pueblo Mágico, Tonatico, Edomex Entornos
2020-12-01 - 20:13
+ -