facebook comscore
Marko Cortés gana más que el presidente López Obrador, pero no gana elecciones

Marko Cortés gana más que el presidente López Obrador, pero no gana elecciones

Nación lunes 27 de junio de 2022 -

Por Elia Cruz Calleja

En noviembre 19 de 2018, cuando Marko Cortés Mendoza asumió la presidencia nacional del Partido Acción Nación (PAN), por primera vez, recibió de manos de su antecesor, Marcelo Torres Cofiño, un total de 12 estados gobernados por el partido, pero para este 2022 conserva apenas 7 de ese total, lo que significa que en apenas cuatro años de administración ha perdido cinco entidades.

En 2018, el partido blanquiazul que ya era la segunda fuerza política a nivel nacional luego de quedar en esta posición en las elecciones presidenciales de ese año, con su candidato Ricardo Anaya Cortés, tenía bajo su mandato los estados de Aguascalientes con Martín Orozco Sandoval, quien ganó los comicios desde 2016; Baja California con Francisco Vega de Lamadrid (2013-2019), Baja California Sur con Carlos Mendoza Davis (2015-2021), así como Chihuahua con Javier Corral Jurado (2016-2021), Durango con José Rosas Aispuro (2016-2022), además de que mantenía Guanajuato con Diego Sinhue Rodríguez (2018-2024), Nayarit con Antonio Echevarría García (2017-2021), Puebla con Antonio Gali Fayad (2017-2018), Querétaro con Francisco Domínguez Servién (2015-2021), Tamaulipas con Francisco Javier García Cabeza de Vaca (2016-2022), Veracruz con Miguel Ángel Yunes Linares (2016-2018) y Yucatán con Mauricio Vila Dosal (2018-2024).

Sin embargo, de ellos, en 2018 ya habían perdido Veracruz frente a Morena, lo mismo que en 2019 Baja California y Puebla luego de realizarse una elección extraordinaria tras la muerte de la gobernadora panista Martha Erika Alonso, mientras que en 2021 se sumó a las derrotas Baja California Sur y Nayarit. Logrando en 2021 únicamente retener los estados de Chihuahua de la mano de María Eugenia Campos Galván, y Querétaro con Mauricio Kuri González, quienes gobernarán hasta 2027.

A los únicos dos estados que hasta hace un año había ganado el presidente del PAN durante lo que iba de su gestión, se agregó Aguascalientes en las elecciones pasadas del 5 de junio, entidad que ya era gobernada por el PAN y que solamente se ratificó la confianza de los electores hacia el partido. Es decir, de los siete estados que todavía mantiene Acción Nacional, únicamente tres han sido ganados por Marko Cortés Mendoza. Porque Durango donde obtuvo el triunfo Esteban Villegas bajo la alianza ‘Va por México’ —integrada por PAN, PRI y PRD— es un candidato puesto por el partido tricolor.

Pese al evidente fracaso electoral en la obtención o ratificación de estados, lo que sí sigue teniendo intacto el líder nacional de los panistas es su salario mensual, mismo que, de acuerdo con el propio espacio de transparencia del partido, Cortés Mendoza percibe cada 30 días 156 mil 571.2 pesos de “remuneración total” —con ese nombre se describe—, que incluye 108 mil 366.12 por “remuneración neta, sin impuestos/prestaciones” y 48 mil 205.08 “de impuestos por remuneración neta”, pero ese no es el total de sus ingresos partidarios, pues a ello le suma el concepto de “monto mensual de prestaciones” por 17 mil 611.61 pesos, es decir, el salario mensual total sería de 174 mil 182.81 pesos.

Salario que contrasta con el que recibe el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, quien de manera mensual percibe una cantidad neta de 116 mil 326 pesos. 46 mil 423 por concepto de “sueldo base”, 120 mil 109 por “compensación garantizada”, y mil 085 para “despensa”, haciendo un total bruto de 167 mil 617 pesos antes de impuestos, de acuerdo con la plataforma de Transparencia.

Recientemente, Marko Cortés rechazó que gane más que el mandatario federal, pues dijo que las aseveraciones son “totalmente falsas” y señaló que es “una campaña de desprestigio” en su contra, pese a que es la propia página de su partido la que ofrece las cifras que revelan que su salario está muy por encima del recibido por el habitante de Palacio Nacional.

Además, la cifra que percibe Cortés Mendoza contrasta con los dichos del dirigente albiazul que de manera recurrente critica la entrega de apoyos económicos que da el gobierno federal a los pobres, adultos mayores y jóvenes que no estudian ni trabajan por considerar que son “clientelares”, pues asegura que es mejor “enseñar a pescar” a las personas en lugar de darles “el pescado” porque la gente se vuelve dependiente de esos recursos y solo están esperando a que “papá gobierno les resuelva sus problemas”.

Sin embargo, al igual que los programas sociales, gran porcentaje de los ingresos de los partidos políticos provienen de los recursos que aportan todos los ciudadanos con sus impuestos, es decir, las prerrogativas que recibe el PAN para hacer campaña y pagar a su personal, incluido su presidente, son parte del dinero público recaudado por el gobierno.

Y no solo el sueldo de los empleados y colaboradores panistas llegan a través de los recursos públicos, sino que el partido en su conjunto para su operación política y administrativa, en este 2022, de acuerdo con la Plataforma de Transparencia, recibirá un presupuesto por mil 075 millones 398 mil 588 pesos autorizado por el Consejo General del Instituto Nacional Electora (INE), los cuales están divididos en actividades ordinarias rubro al que le corresponden mil 028 millones 601 mil 585 pesos; 30 millones 858 mil 047 pesos para “actividades específicas” las cuales incluyen educación, capacitación política e investigación socioeconómica y política; así como 15 millones 839 mil 886 pesos para franquicia postal y 99 mil 70 para franquicia telegráfica, en tanto que del presupuesto a actividades ordinarías deberá destinar el 3 por ciento al impulso del liderazgo de las mujeres, lo que equivale a 30 millones 858 mil 047 pesos.

Pero todo ese presupuesto no ha sido la diferencia para que Acción Nacional y su presidente, quien accedió a aliarse con sus históricos rivales PAN y PRD para buscar detener el crecimiento de Morena, puedan conseguir más triunfos porque, aunque los líderes de los tres partidos nieguen que hayan tenido una derrota en los pasados comicios del 5 de junio, fracasaron en su intento de arrebatarle espacios a la coalición oficialista encabezada por Morena, partido del presidente. Pues Cortés Mendoza rechaza que sea de ese modo al asegurar que el partido guinda se enfrentó con una alianza fuerte, tanto que no pudo obtener las seis gubernaturas en disputa, como lo anticipaba, sino que “solo consiguió cuatro”. Este análisis del presidente del albiazul lo hace pese a que Morena no gobernaba ninguna de las entidades que ganó.

Pero donde sí ha logrado una victoria Marko Cortés es en la Cámara de Diputados, pues de las 79 curules que le fueron heredadas en 2021, logró aumentarlas a 114, es decir, ganó 35 más.

No te pierdas la noticias más relevantes en google noticias

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JA/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -