facebook comscore
NO LA GANARON, LA COMPRARON

NO LA GANARON, LA COMPRARON

Columnas viernes 23 de octubre de 2020 - 00:31


"La Charrería Somos Todos"

Ramón González Barbet

ramongonzalezbarbet@hotmail.com


Por lo visto, la Confederación Deportiva Mexicana (CODEME), no tiene la capacidad logística, operativa y financiera, para seguir y avalar un Proceso Electoral Nacional, ya que el pasado 7 de octubre se suscitaron una infinidad de anomalías, pues concluyeron las votaciones de la Federación Mexicana de Charrería (FMCH) para el periodo 2021-2024, donde se delinearon 2 aspectos muy importantes que marcaron una gran distancia en la Charrería Federada, por lo que la idea o romanticismo que había al describir al Charro de México, como un ser de principios, de palabra, formal, de valores y de respeto hacia su historia y tradiciones, pasaron a segundo término, ya que un sector dentro del proceso impuso la corrupción que se mostró ampliamente en todo nuestro territorio nacional y en la Unión Americana, además del tráfico de influencias acompañadas de todo tipo de mañas para ganar la Presidencia a como diera lugar, con la seguridad del triunfo que traían en la cartera.

Anteriormente se habían hecho varios ensayos para coptar este Proceso Democrático, situación que ahora fue más explícita, porque no ganaron la elección, en realidad “la compraron”, que es muy diferente, y fue gracias al pago de la cuota para que las Asociaciones se federaran a cambio del voto y la compra directa del voto afuera de las casillas; bajo estas condiciones, José Antonio Salcedo López, sin tener una sola propuesta para fomentar y engrandecer a este Deporte-Arte, se llevó la elección por un amplio margen, gracias a la corrupción desplegada, propiciada y protegida, desde su cuartel de guerra. Además del tráfico de influencias, jugaron un papel preponderante como el video que se le tomó a Gerónimo Color Gazca, en Michoacán, quien sin tener ningún nombramiento en el Colegio Electoral, se presentó acompañado de 2 guaruras en la casilla del Lienzo Charro “Pabellón Don Vasco”, con actitud prepotente e intimidatoria para impedir el voto de quien está a favor de Ricardo Zermeño.

Toda esta situación seguramente tendrá consecuencias de todo tipo, porque los que apoyaron y financiaron la campaña de Toñote, pronto exigirán el pago de esas facturas. ¿Valdrá la pena haber obtenido la mayoría de votos bajo las condiciones de Presidir esta Institución solo en apariencia?

El lado opuesto de la moneda fue el trabajo de Ricardo Zermeño Barba, quien inició su movimiento aclarando abiertamente que él mismo financiaría los gastos de su campaña para no tener compromisos con nadie, además de forma inédita estableció una amplia comunicación con propuestas de todo tipo, a las que se conoció como “La Charrería Somos Todos”, que incluía a todos los sectores de este deporte, pero muy en especial, le daba un lugar preponderante a la mujer, quien hasta hoy día no tiene ni voz ni voto.

Con esta propuesta incluyente, se unieron los diferentes sectores, entre ellos jóvenes charros con una vocación y visión de grandeza para nuestro deporte, cuyos principios de lealtad y honestidad estuvieron firmes, a pesar de las diferentes presiones que se manejaron. Por estas razones, “La Charrería Somos Todos”, no puede acabar en estas elecciones, porque se revivieron valores que abrieron puertas que convocaron a la fuerza de la mujer en la charrería, porque todos los que se mantuvieron firmes hasta el final contra viento y marea merecen una mejor charrería en todos los sentidos, y tengo entendido que así será, porque la honestidad no tiene fronteras.


Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
+ -