facebook comscore
Oposición ausente

Oposición ausente

Columnas martes 09 de febrero de 2021 - 00:54

La oposición en los últimos años se convirtió en una fuerza política asimétrica comparada con la oposición habitual de México desde que hay partidos contrarios al gobierno.

La oposición exageró su derrota esta vez. Creyó que en el martirologio encontraría las simpatías de los votantes, cuando cobró conciencia sólo le quedó la injuria y menos tiempo. Nadie pensó en curar heridas sino en vengarse de quienes las infligieron. Ni siquiera intentaron recoger la informidad social del momento. Se olvidó del contrapeso político, social y legislativo del que son responsables. La formación de cuadros para los partidos políticos, incluyendo el del poder, era un desperdicio de recursos, la cercanía de la aprobación de la reelección solucionaba esta irresponsabilidad obligatoria de crear líderes.

La prisa por desgastar todo lo que proviniera del poder, forzó al poder a carecer de interlocutor. Gobernó solo ante la falta de debate auténtico, sin contrincante con quien contrastar proyectos, derrotando, por de faul, a una oposición que utilizaba la tribuna del Congreso como cuadrilátero.

El Ejecutivo encontró el medio de informar a la población con conferencias matutinas. Encuentra, por fin, la interlocución directa con la población, ese diálogo que le niega la oposición en el Congreso, en los medios o en las calles.
La oposición salía de los parámetros establecidos históricamente y se olvidaba de su responsabilidad histórica de cogobernar. No enarbolaba una guerra entre iguales, ni buscaba un real de contrapeso, agredía en lugar de razonar las decisiones del gobierno con argumentos sólidos, todo para esconder su falta de proyecto de nación.

Obsesionados con la descalificación, los opositores se alejaron del poder en lugar de debatir entre iguales, dentro de un mismo gobierno, dejaron de compartir el poder en el Congreso.

La oposición estaba ante un proceso político desconocido, que les infundía dudas y también miedo. Y la emprendió también por descalificar a los que votaron saliendo del marco democrático del que debía formar parte. Calificaban de retrasados mentales a los más de 30 millones que los llevaron al pasado por no conocer la historia.

Acostumbrados a que el poder en México sembró el terror por muchos años, los opositores usaron esa vieja técnica y encontraron el terreno propicio en la aparición de la pandemia. Ante esta realidad alterada se impulsan inconformidades y adhesiones, con una conciencia más profunda del significado del voto y de sus repercusiones, con un severo y contante seguimiento a los actos de gobierno que son, hasta el día de las votaciones los que decidirán el país que quieren.

La oposición influye sin ganar simpatías a su causa y el gobierno trabaja para transformar una realidad que a veces les es ajena porque no ha tenido oposición real al frente, que le muestre el país que no se observa bien desde el poder.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Relevo Columnas
2021-03-08 - 02:02
Tiraditos Columnas
2021-03-08 - 01:49
Así no se gana; se pierde Columnas
2021-03-08 - 01:36
América Latina se fortalece Columnas
2021-03-08 - 01:27
Un sacerdote loco Columnas
2021-03-08 - 01:26
¿Qué son los DESCA? Columnas
2021-03-08 - 01:25
Línea 13 Columnas
2021-03-08 - 01:11
TRES MIL DOSCIENTOS DÓLARES DE AYUDA. Columnas
2021-03-08 - 01:08
La mujer y su decisión en la industria Columnas
2021-03-08 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-03-05 - 03:59
Urge frenar el tráfico de armas Columnas
2021-03-05 - 03:57
Ciberviolencia y existencia Columnas
2021-03-05 - 03:31
Apuesta Columnas
2021-03-05 - 03:29
+ -