facebook comscore
Posponer a los

Posponer a los "de casa"

Columnas lunes 21 de diciembre de 2020 - 00:47

"Parezco perro de rancho. Cuando hay fiesta me amarran, y solo cuando hay bronca me sueltan" (frase popular).

A muchas personas nos ha tocado ver que, dentro de la familia, los equipos de trabajo, o incluso los grupos de amistades a los que pertenecemos, con cierta frecuencia se privilegia la gestión de intereses o peticiones externos, es decir, de personas que no forman parte del grupo, por encima de la atención de las necesidades de quienes integran un equipo, o el propio núcleo familiar.

Aún si nos encontramos en una delicada situación familiar, por ejemplo, en medio de una discusión o intentando resolver algún conflicto familiar; incluso si tenemos alguna preocupación por la atención de la salud de un familiar, o hasta en el caso de encontrarnos disfrutando de un agradable momento en familia, siempre que suene el timbre del teléfono, o un llamado a la puerta, la persona promedio dejará de lado cualquier otra cosa, para ir a atender el llamado del exterior.

De la misma forma, en ciertos equipos se suele dejar de lado los intereses de los propios miembros del grupo, teniéndose regularmente mayores consideraciones al exterior, muchas veces en espera de captar mayores seguidores o miembros de un grupo ya formado. De esa manera, sin embargo, se desincentiva el interés de los miembros prexistentes, por realizar mayores aportaciones para obtener objetivos de beneficio común.

La posposición de los "de casa" es una injusticia y un atentado a los valores que constituyen los elementos de identidad y cohesión que caracterizan a un determinado núcleo.

Dejar de lado a los cercanos para atraer a los externos, puede ayudar a ampliar el grupo, pero sin duda elimina la virtud del mérito en el esfuerzo y traiciona la confianza y la lealtad que han sido previamente construidas con esfuerzo cotidiano, como lazos de unión entre los integrantes previos de un conjunto.

Poner por delante las peticiones, sugerencias, solicitudes o necesidades de miembros externos de un grupo, tiene una necesaria consecuencia de desplazamiento de los intereses de los miembros de un determinado núcleo ya conformado.

"Candil de la calle, y oscuridad de su casa" dice otro conocido dicho popular, para referirse a esta situación. A veces alumbramos hacia afuera lo que no somos capaces de iluminar dentro de nuestros propios equipos o familias.

Es muy común quejarnos de ello y escuchar el mismo reclamo de otras personas. Sin embargo, a pesar de que esta conducta afecta los elementos de unidad y cohesión de un determinado entorno, es también una situación bastante frecuente.

Flor de loto: El malinchismo, que tanto se critica como algo característico de nuestra mexicanidad, no es sino un reflejo de nuestro hábito de hacer de lado a los cercanos, para agradar a los externos.



Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Vacunación sin tintes electorales Columnas
2021-01-18 - 02:44
Liderazgo horizontal y trabajo en equipo Columnas
2021-01-18 - 02:35
Aborto y satanismo Columnas
2021-01-18 - 02:34
LOS DERECHOS DEL LECTOR Columnas
2021-01-18 - 02:32
El presidente no debe callar Columnas
2021-01-18 - 02:31
Línea 13 Columnas
2021-01-18 - 02:24
Delitos de alto impacto Columnas
2021-01-18 - 02:23
Messi: Se desprestigia en un Barca tóxico Columnas
2021-01-18 - 02:22
NO PERMITIR OLVIDAR LO OCURRIDO Columnas
2021-01-18 - 02:15
+ -