facebook comscore
Resiliencia.

Resiliencia.

Columnas lunes 19 de octubre de 2020 -

Por Armando Hernández

"...Como veían que resistía, fueron a llamar a otro elefante…" (canción popular)

La capacidad de sobreponerse a circunstancias traumáticas o sucesos críticos o inesperados, se conoce con el nombre de resiliencia.

Como en otros casos, la cultura popular del new age, ha asimilado el término, como un atributo o caracterización positiva de las personas. Hoy en día decir "soy resiliente" es decir "soy chingón." Los problemas me hacen "lo que el viento a Juárez" (o sea, nada).

Más allá de convertir la resiliencia en un supuesto estatus de superioridad; hay que reconocer que la habilidad para superar cuestiones críticas es determinante en el proceso de selección natural que, de acuerdo con el darwinismo social, se traslada también válidamente al estudio de los fenómenos de interacción social.

La resiliencia se ocupa cuando es necesaria. No es un atributo para "chingones". Muchas veces, las circunstancias de la vida nos empujan a identificar habilidades y aptitudes que en ocasiones, ni siquera nosotros mismos sabíamos que podíamos desarrollar.

Yo preferiría no saber cual es mi capacidad de resiliencia. No lo considero útil, necesario, ni conveniente. Ojalá nadie tuviera que averiguarlo nunca.

Pero los sucesos inesperados de la vida son inevitables. Al final, nadie sabe lo que pesa la carga, salvo la que nos toca llevar a cada quien.

Me parece que la sociedad moderna romantiza de manera absurda e innecesaria la propia capacidad de resiliencia. Aguanta cualquier cosa, o serás calificado de "chillón, "cristal" o "mazapán" (frágil).

Te puedes reponer de un evento traumático, sobre todo cuando este es inevitable (como la pérdida de un ser querido) Pero ¿realmente debe un menor de edad aguantar y ser resiliente al acoso escolar (bullying) que lo forma para "aguantar los golpes de la vida" en este mundo tan cruel y hostil? ¿No sería mejor evitarlo?

A veces, como en la ronda infantil, cuando los demás ven que uno "aguanta" o "resiste", las cargas aumentan. Yo siempre me he preguntado, si la pobre y frágil telaraña resiste un elefante, ¿para qué llamar a otro, y luego a otro, y así sucesivamente? ¿Cuál es el caso?

Cuando otras personas ven que algunos, aunque frágiles como la tela de una araña, aguantamos y resistimos los "golpes de la vida", deciden ir a llamar a "otro elefante" (carga pesada) para ponernos a prueba, a ver hasta donde aguantamos. Eso es sin duda, un abuso.

Recuerdo a un jefe que me veía a mí hacer la chamba en la oficina, y me encargaba cada vez más. Decía que me encargaba todo el trabajo, porque sabía que "yo si lo iba a sacar".

Flor de Loto: Resiliencia no es resistencia. No se trata de "estirar la liga" para llevarnos hasta el límite de nuestras capacidades, y ponernos a prueba. ¿Para qué?



No te pierdas la noticias más relevantes en youtube

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Magistraturas regionales del TEPJF Columnas
2021-10-28 - 01:00
AUTOCRITICA Columnas
2021-10-28 - 01:00
El plástico, el mejor sustituto Columnas
2021-10-28 - 01:00
LA NOVELA DEL CHAPO Columnas
2021-10-28 - 01:00
Revocación de Mandato: fallida impugnación Columnas
2021-10-28 - 01:00
Línea 13 - 27 de octubre Columnas
2021-10-28 - 01:00
Morena, la caballada está flaca Columnas
2021-10-27 - 11:40
El Clásico de otoño Columnas
2021-10-27 - 05:04
Desplazamiento forzado interno en México Columnas
2021-10-27 - 01:00
Telecom en México, la competencia se acaba Columnas
2021-10-27 - 01:00
Pagar la luz Columnas
2021-10-27 - 01:00
Hodmezovasarhely Columnas
2021-10-27 - 01:00
Justicia matemática Columnas
2021-10-27 - 01:00
Son niñas, no esposas Columnas
2021-10-27 - 01:00
+ -