facebook comscore
Rezago educativo

Rezago educativo

Columnas viernes 08 de julio de 2022 -


México ha experimentado uno de los más catastróficos rezagos educativos de su historia moderna, donde la pandemia y el cierre de las escuelas, traducido en un decaimiento de la calidad de las clases, tuvo consecuencias. Hay que reconocer el enorme esfuerzo que muchos profesores han realizado para ofrecer lo mejor de sí, y evitar la tragedia civilizatoria que trae consigo la mala educación de una población, que ya no puede quedar al margen del desarrollo de México, una de las principales economías del orbe, en donde sus contrastes son una rémora de sus más violentas y añejas contradicciones.

El problema abarca muchos cuestionamientos, pretendiendo abordar los que a mi parecer son unos de los más complejos. Efectivamente, el cosmos del neoliberalismo en su versión ramplona, apostando todo por nutrir la base técnica de una economía con tendencia a la elaboración de manufactura de alto valor agregado, despreció en lo público y en lo privado, la herencia de las humanidades, como si estas fuera un saber de tercer orden.

La visión neopositivista de parte del sector dirigente, no hizo sino agravar el rezago en calidad y cantidad de lectura del mexicano promedio, en muchos casos ni siquiera ofreciendo la alternativa del cultivo básico de su espíritu, y limitando al estudiante a desarrollar habilidades técnicas o administrativas, pero con un criterio raquítico, que en entre otras cosas se manifiesta a la hora de emitir un sufragio por liderazgos carismáticos, y no por las cualidades efectivas de las personas, entre otras, por su calidad académica. La ignorancia chatarriza a la democracia.

Históricamente, las contiendas sindicales, han pauperizado la calidad efectiva de la educación y de sus agremiados, muchos de ellos pertenecientes a los sectores más lastimados de la sociedad, y a quienes, en teoría, su acceso a una formación magisterial, los debería de reivindicar a través del poder salvífico de la educación. En los hechos, extirpar las limitancias formativas del profesorado, es un reto, en especial aquellos que dedican sus esfuerzos a la movilización del gremio, y no al enriquecimiento del espíritu. Cuando el mayor aporte es la contaminación politiquera y la reproducción de la miseria, algo muy malo está pasando.

El gran ejemplo del filósofo José Vasconcelos, contrasta mucho con el de una criminal confesa que robó parte del salario de la burocracia texcocana, dispuesta para la operación electoral, y no para aportar políticas públicas efectivas que combatan precisamente perfiles paupérrimos como el suyo, en donde evidentemente las cualidades académicas no están presentes. La señera Secretaria de Educación, está coptada por el otro extremo a la cadena del neoliberalismo, en donde la ignorancia campea a sus anchas.

México no puede apostar por el cortoplacismo electoral que se conforma con ofrecer dinero en efectivo. Crear infraestructura perdurable es el reto.

No te pierdas la noticias más relevantes en dailymotion

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Sálvese quien pueda Columnas
2022-08-19 - 01:00
Narcoviolencia y seguridad nacional Columnas
2022-08-19 - 01:00
Violencia política en razón de género Columnas
2022-08-19 - 01:00
Canal 11 opositor Columnas
2022-08-19 - 01:00
Línea 13 . Columnas
2022-08-19 - 01:00
Tiraditos Columnas
2022-08-19 - 01:00
EL MMA MEXICANO, EN SU MEJOR MOMENTO Columnas
2022-08-18 - 01:00
MERITOCRACIA Y EL SÍNDROME DE PARÍS Columnas
2022-08-18 - 01:00
Derecho UNAM, orgullo nacional Columnas
2022-08-18 - 01:00
Y otra vez la educación. Columnas
2022-08-18 - 01:00
Espacio público: botín gubernamental Columnas
2022-08-18 - 01:00
¿LA MAESTRA REGRESA? Columnas
2022-08-18 - 01:00
QUIÉN TRAICIONÓ A TRUMP Columnas
2022-08-18 - 01:00
Doctor(a) de confianza Columnas
2022-08-18 - 01:00
Un Ejército de paz en México Columnas
2022-08-18 - 01:00
+ -