facebook comscore
Sin ninguna prisa

Sin ninguna prisa

Columnas miércoles 05 de febrero de 2020 - 01:17

Inicio esta columna con una pregunta: ¿Qué pesará más en la decisión de legalizar la mariguana, la progresividad con la que la defiende la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, o el conservadurismo moral del presidente Andrés Manuel López Obrador que les dijo a sus legisladores: “discútanla sin ninguna prisa”?

La respuesta implícitamente ya la dio al decir en una de sus conferencias mañaneras que se tarden lo más posible en aprobar la iniciativa de ley que sobre la materia presentó la titular de Gobernación, quien, por cierto, en una comparecencia hasta fue objeto de llevarse como regalo de una legisladora un cigarro de mariguana.

Toco el tema porque en este periodo de sesiones dentro de la agenda legislativa está precisamente la legalización de la hierba, para muchos maldita y para otros bendita. Maldita porque es finalmente una droga que envenena la salud de los consumidores; bendita porque representa, si se utiliza con fines medicinales, la solución al sufrimiento de miles o quizá millones de enfermos.
La cancha, podrían apostar al interior del gobierno lopezobradorista, está en manos de los legisladores del partido mayoritario: Morena, que conociéndolos y viendo cómo se han comportado en otras decisiones trascendentales para el país, esperaran a que les tiré línea el presidente.

Lo más inteligentes de Morena debieron cachar al vuelo la declaración del jefe del Ejecutivo federal de que no hay “prisa” por legalizar la droga, palabra que no es de ahora, desde el año pasado López Obrador dejó en claro que la legalización de la mariguana no es una de sus prioridades.

Para Sánchez Cordero es distinto, se trata, ha dicho en innumerables ocasiones de imprimir en ello un principio de justicia social a favor de comunidades campesinas que viven en la pobreza y que se dedican a la siembra de la droga.

Es decir que entonces ¿los programas sociales del presidente López Obrador de regalar dinero no son suficientes para sacar a los millones de mexicanos que viven en la pobreza de esa lamentable situación social?

La exministra no avienta una iniciativa sin justificación, de entrada, propone que sea el Estado el que deba regular la siembra, producción, etiquetado, empaquetado, promoción, distribución y comercialización de la mariguana en todos sus derivados, dando prioridad a los campesinos.

Un negocio más en nuestro país, lamentablemente como sucede en todo, si se logra legalizar la droga los menos beneficiados serán los campesinos, ya hay grandes empresas transnacionales y nacionales más que listas para invertir y hasta políticos con sus ahorros de toda la vida para alzarse como empresarios con permiso para poner todo tipo de droguerías.

Aquí, en este espinoso asunto que no le gusta al presidente López Obrador, cabe otra pregunta: ¿legalizando la droga se tranquilizará el crimen organizado en la pelea por las plazas?


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Hablemos de racismo Columnas
2020-06-03 - 01:21
Celebrar la vida: Jaime Montejo Columnas
2020-06-03 - 01:20
Basta de irresponsabilidades  Columnas
2020-06-03 - 01:05
“Velad” señores gobernantes Columnas
2020-06-03 - 01:01
Línea 13 Columnas
2020-06-03 - 00:56
+ -