facebook comscore
Todos contra López-Gatell

Todos contra López-Gatell

Columnas lunes 11 de mayo de 2020 - 00:35

En pocas ocasiones se ha visto un movimiento mediático para socavar la estrategia de un gobierno, como ahora sucede con el nuevo régimen del presidente @lopezobrador_ sobre el Covid-19, materializado en la persona del vocero de esta política pública, @HLGatell, quien ha sido centro de todo tipo de ataques, algunos con razón y muchos sin ella. Veamos.
Primero. Se pondera que tres medios internacionales de prestigio han dado cabida en sus páginas a informaciones críticas sobre la estrategia del gobierno federal sobre el Covid-19. Los detractores del régimen otorgan autoridad moral a los medios internacionales como fuentes de información fidedigna. No se dice, empero, que esos medios no han hecho una investigación empírica paralela que revele la existencia de un complot o algo similar que tenga como finalidad afectar al pueblo de México. Lo que en realidad sucede es que sus fuentes son las mismas que en México se oponen al manejo de la estrategia gubernamental del Covid-19. No hay, pues, información inédita o investigación exclusiva de gran calado, sino la suma de voces de los detractores del régimen que son la base informativa-opinativa de la narrativa de los medios internacionales. Aquí buena parte de los propios medios (molestos, así como gran parte de comunicadores, por la reducción sustantiva de las asignaciones de recursos públicos a periodistas y medios) ponderan la credibilidad de los medios extranjeros, pero omiten señalar que las fuentes de información son mexicanas y tienen, como es natural en este país, propósitos de ventaja política, ajenos por esa razón al interés público con miras al proceso electoral del año entrante. Aquí, en la clase política el interés de todos es el interés de nadie y cada quien ve para sí o para los suyos.
Segundo. Distintas encuestas internas y algunas publicadas por los medios reflejan que los bonos del gobierno de @lopezobrador_ van al alza o se mantienen, contra todo los vaticinios de medios y analistas, en un nivel que permite seguir la estrategia seguida hasta ahora. En estos ejercicios demoscópicos la aceptación presidencial, con todo y sus yerros como toda obra humana, permanece. Si se viviera otra época y en otro país donde sólo pudieran votar según la renta de cada persona física las cosas serían diferentes, pero aquí y hoy el voto de quien gana menos que el salario mínimo vale exactamente lo mismo que quien gana 500 salarios mínimos y eso hace una gran diferencia. En ese vasto sector que siempre ha sido ignorado y explotado (sin duda la inmensa mayoría del electorado) la forma de expresarse y los juicios expresados por el presidente @lopezobrador_ conectan con sus formas y modos de entender la política y su propósito, alejado por supuesto de los cartabones tradicionales y de los grupos beneficiados de siempre que ahora, en buena medida, ven afectados sus intereses y sus expectativas, de ahí su desesperación e inquietud creciente.
Tercero. El denominado sesgo confirmatorio (es decir, que la persona va a buscar leer o ver la expresión de la realidad u opinión que se identifique con sus propias construcciones del mundo y sus relaciones con los gobernados) juega a favor del presidente @lopezobrador_: En efecto, la inmensa mayoría se ve reflejada con lo que dice y hace el presidente, la minoría, por el contrario, percibe exactamente lo contrario y bajo todas las figuras retóricas y sofismas discursivos cuestiona lo mal que está el país y la necesidad de un cambio radical; lo malo, para ese sector, es que ese mensaje carece de sentido para el grueso de la población que nunca ha tenido nada o muy poco y, por ende, no está preocupado por perder lo que ha carecido históricamente y, por el contrario, ve una esperanza de que le puede ir mejor, así sea a corto plazo y con todos los peros posibles. Los programas sociales del presidente tienen un efecto balsámico en esa parte de la clientela electoral que da sentido a la 4T, con independencia de que haya, como es entendible, todo una artillería discursiva contraria que sólo tiene efecto en el público que se identifica con esos razonamientos que hoy por hoy no son quienes definen el sentido de las elecciones y se aprecia difícil que en un año las percepciones se modifiquen. Así las cosas.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.
/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Las mujeres aún son violentadas Columnas
2020-11-27 - 01:09
La falsa idolatría Columnas
2020-11-27 - 01:01
Cláusula de conciencia Columnas
2020-11-27 - 01:01
Defendiendo la Ciencia Columnas
2020-11-27 - 00:57
Judith, así no se defiende el “hueso” Columnas
2020-11-27 - 00:55
Lamento el fallecimiento de Balfre Vargas
+ -