facebook comscore
UNAM bajo el microscopio

UNAM bajo el microscopio

Columnas viernes 29 de octubre de 2021 -

La coyuntura que implica las críticas a la UNAM debe convertirse en un punto de inflexión para hacer una revisión a fondo de su estructura.

Por muchos años la amenaza de desaparecer a la UNAM evitó que se profundizara en las críticas, la permanente amenaza que los anteriores regímenes imponían sobre todas sus actividades impedía que egresados o simpatizantes denunciáramos las anomalías que había.

Ahora, con un régimen estable que no reducirá matrícula, ni desaparecerá carreras, ni despedirá catedráticos, ni robará salarios a los trabajadores, ni privatizará funciones, las críticas bien sustentadas deben obligar a una transformación profunda de la Máxima Casa de Estudios.

Atrás quedó el peligro que existía sobre su desaparición expresada en discursos políticos y en las declaraciones delos rectores.

La UANM era un tema tabú para quienes criticaban las estructuras de gobierno, la educación, la burocracia, la concentración de privilegios, etc.

Se sabía que mientras se cuestionaban los excesos de sus funcionarios se corría el riesgo de su desaparición o privatización, tentación de más de un Presidente de la república de los últimos años, todos ellos ubicados en la derecha y, a veces en la ultraderecha.

Esto no significa que se niegue la pluralidad sino que desde hace tiempo se le da cabida a gente que vive en el pasado y no puede formar parte de la vanguardia del pensamiento mexicanos que debe identificar a toda universidad pública o privada.

La universidad autónoma no es para los conservadores ni como alumnos ni como maestros. No hay exclusión, pero no existe la empatía necesaria para llevar, con orgullo, los colores de la UNAM.

No hay justificación, a menos que sea como oreja, espía, infiltrado o simplemente saboteador del conocimiento, que lo hubo y los hay.

El descaro de los rectores fue cuando el entonces ex rector José Narro Robles, ocupa la cartera de Salud, durante el sexenio de Peña Nieto y asume una postura política y partidista tan clara como decepcionante.

Todas las manifestaciones de inconformidad de los estudiantes de la UNAM tuvieron como origen los excesos de los priistas, desde 1968, (Javier Barros Sierra), que provocó la matanza de Tlatelolco, hasta 1999, (Francisco Barnés de Castro) que surge el Consejo General de Huelga, pasando por la aparición del Consejo Estudiantil Universitario, en 1986, (Jorge Carpizo) todas reprimidas por regímenes de ese partido.

Algunos conservadores imparten clases en la UNAM para tratar de contagiarse del prestigio que tiene la casa de estudios y que no pudieron darle las universidades privadas de las que son egresados.

Ahora están en la nómina universitaria quienes orquestaron campañas de desprestigio contra la UNAM, como es el caso de Santiago Creel quien mueve los hilos del PAN a través de Marko Cortés. La UNAM se derechiza y hay que detener este proceso.


No te pierdas la noticias más relevantes en twitter

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Esquina bajan! Columnas
2021-12-08 - 00:31
Esquina bajan! Columnas
2021-12-08 - 00:30
Controversia en la cumbre Columnas
2021-12-08 - 00:26
Balcón Público Columnas
2021-12-08 - 00:23
Tiraditos Columnas
2021-12-08 - 00:22
Línea 13- 8 de diciembre Columnas
2021-12-08 - 00:20
Recompensa y legado en el gobierno de AMLO Columnas
2021-12-07 - 01:00
Soberanía eléctrica: una historia Columnas
2021-12-07 - 01:00
El neoliberalismo y la generación perdida Columnas
2021-12-07 - 01:00
Viajando con Volaris Columnas
2021-12-07 - 01:00
Tiraditos Columnas
2021-12-07 - 01:00
+ -