facebook comscore
Vencer el Covid, levantar la economía  y unir EU, los retos de Joe Biden

Vencer el Covid, levantar la economía y unir EU, los retos de Joe Biden

Global lunes 04 de enero de 2021 - 00:04

Por Martha Cotoret

"En esta campaña no se trata sólo de ganar votos. Se trata de ganar el corazón y salvar el alma de Estados Unidos". Fue la declaración de intenciones de Joe Biden durante la campaña electoral y el mantra al que se ha aferrado durante meses. "Era uno de esos momentos de vida o muerte", insistía Biden en declaraciones a la revista TIME, al nombrarle persona del año junto a su vicepresidenta, Kamala Harris. "Si Trump hubiera ganado, creo que habríamos cambiado la naturaleza de lo que somos como país durante mucho tiempo".

Pero Trump no ganó. Pese a su resistencia en reconocer la derrota - a día de hoy aún no lo ha hecho- y pese a todas las amenazas judiciales y acusaciones infundadas de fraude electoral, el 20 de enero será Joe Biden quien entrará en la Casa Blanca para quedarse los próximos cuatro años.

Por delante tiene un mandato que estará marcado no sólo por la crisis social y económica que deja la pandemia sino también por una población herida en sus convicciones, escéptica con su democracia y en búsqueda de reconciliación. Los años de trumpismo han hecho mella en una sociedad cada vez más polarizada y le toca a Biden dar los pasos necesarios para reconstruir ese "alma estadounidense" de la que tantas veces ha hablado en sus discursos.

Biden tiene aún otro objetivo, uno ambicioso: "Si todo sale como tengo planeado, este puede ser el gobierno más progresista de la historia de EU", le dijo a TIME. No está mal para un candidato al que acusaron de ser demasiado mayor para ocupar la Presidencia.

Al día de ayer , Estados Unidos suma más de 350 mil muertos y más de 20 millones de contagios. Para alcanzar estos números ha sido decisiva la actuación negligente de un presidente que se dedicó a negar la gravedad del virus y a ningunear las medidas de protección.

A inicios de año, cuando el virus apareció predijo que "desaparecería en abril, como un milagro". Cuando la pandemia se asentó en EU, Trump fortaleció su postura negacionista y mientras los gobernadores cerraban sus estados, Trump hacía discursos en contra del confinamiento, ponía en duda la utilidad de las mascarillas y contradecía a los expertos.

Ahora Biden tendrá que desandar todo el camino negacionista recorrido por Trump y concienciar a los estadounidenses de la necesidad de adoptar las medidas de precaución y de ponerse la vacuna. Para ello, se ha dado inicio a una campaña de vacunación donde altos cargos han sido inoculados como forma de demostrar la seguridad del fármaco.

Entre ellos, el vicepresidente saliente Mike Pence, el director del Instituto Nacional de Alergología y Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, y el propio Joe Biden se vacunaron en actos públicos.

La paralización de la actividad económica a la que obligó la pandemia hundió la economía estadounidense: en el segundo trimestre de este año, el Producto Interior Bruto cayó un 9% respecto al trimestre anterior, la tasa de paro rozaba el 15% en abril y se habían perdido cerca de 22 millones de empleos. Se trata del mayor retroceso producido desde la Segunda Guerra Mundial.

Los números fueron mejorando a lo largo del año y en noviembre el paro se situaba en un 6.7%, pero el desafío sigue siendo importante.

Biden ya anunció que apostará por la reconstrucción de la clase media, con la propuesta de aumentar el salario mínimo a 15 dólares la hora, desde los actuales 7.25. "La gente gana seis, siete, ocho dólares la hora. Merecen un salario mínimo de 15 dólares. Cualquier cosa por debajo de eso les pone por debajo del nivel de pobreza", señaló el candidato demócrata en uno de los debates electorales.

Además, propone mejorar el seguro de desempleo, una subida del impuesto de sociedades hasta el 28%, y mejorar las condiciones de los préstamos a estudiantes para acceder a la universidad.

Con Trump se inauguró la era del "America First". Bajo este lema, Trump ha roto viejas alianzas con Canadá y la Unión Europea, ha protagonizado un histórico acercamiento con Corea del Norte y transformado a China en su peor enemigo, con una guerra comercial. Viejos enemigos de antaño de EEUU se transformaron en aliados de Trump: como Rusia y Vladimir Putin, para el que sólo tiene halagos.

Con el republicano al mando, EU salió del Acuerdo de París, rompió con organismos como la OMS - decisiones que Biden dijo que revertiría -, desacreditó las relaciones con la Unión Europea y alentó el brexit de Boris Johnson.

Biden además se ha comprometido a "revertir inmediatamente las políticas crueles y sin sentido de la Administración Trump que separan a los padres de sus hijos en nuestra frontera" con México. El demócrata ha adelantado también que regularizará a 11 millones de indocumentados. Otra de sus promesas es la de derogar las regulaciones que han dificultado enormemente la búsqueda de asilo en Estados Unidos, un proceso que podría llevar meses.

Pero quizás el papel más urgente de Biden es el de unir a una sociedad que se encuentra más polarizada que nunca. Rescatar ese "alma" en un momento en que los ciudadanos viven de espaldas unos a otros y curar las heridas que deja Trump al salir. Sus acusaciones de fraude electoral han erosionado la confianza en el sistema democrático de tal forma, que las consecuencias aún son difíciles de prever.

"Seré el presidente de todos los americanos, sin importar los que me votaron y los que no", escribió en Twitter el día en que se confirmó su victoria. "Estaré a la altura de la fe que habéis depositado en mí. Es hora de dejar atrás la ira y la retórica del odio y unirnos como nación", añadió. El plan está claro.

Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

JG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Sismo sacude a Guatemala Global
2021-01-15 - 13:00
+ -