facebook comscore
“El huevo o la gallina”… o los restaurantes

“El huevo o la gallina”… o los restaurantes

Columnas martes 12 de enero de 2021 - 00:46

Hasta ahora la bandera que más alto enarbolaron los dueños, y alguno que otro empleado que se sumó a la docena de personas que encabezaron “la manifestación de las cacerolas”, frente a Palacio Nacional, es que con el cierre de los establecimientos restauranteros (del francés restaurant-restaurar, de la acepción antigüa “alimento reconstituyente”) significa dejar sin empleo a más de 300 mil meseros, garroteros, cocineros y ayudantes en general; más una cantidad similar si se suman bares, cantinas y lugares de entretenimiento con comida preparada.
El slogan del movimiento, principalmente realizado en la Ciudad de México, en zonas que se caracterizan por la popularidad de su oferta gastronómica, “de alta cocina y de autor”, Polanco, Reforma, Nápoles y Del Valle, entre otras, es “#AbrimosOMorinos”.

Sin tomar partido solo es necesario aclarar que tanto la convocatoria como el slogan, son todo menos originales y apoyados por el gremio organizado.

El “cacerolazo”, como movimiento de protesta ruidosa pero al mismo tiempo pacífica, tiene tantos años como casi dos siglos. En 1830 en Francia en oposición a un Rey… para luego ser tomado, como ejemplo, principalmente en Sudamérica (en Chile, con Salvador Allende) y España en el siglo pasado. Históricamente llenaron plazas y avenidas principales. Eso no sucedió ayer.
“#AbrimosOMorimos”, frase con la que el gremio organizado en la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) -que no apoya el desacato a la autoridad de algunos-, ha llevado a la mesa de negociaciones con el Gobierno local y federal desde el primer cierre al que obligaron las autoridades por la expansión de la pandemia Covid-19, en abril y mayo pasado.

En plática con Francisco Fernández Alonso, presidente de la Canirac, nos aclaró que la organización apoyan a los restauranteros porque es real la ayuda que con urgencia requieren ante la crisis que los mantiene en la cuerda floja.
“Como Cámara mantenemos la misma postura, sin romper negociaciones con las autoridades. Si no abrimos moriremos, eso lo ha dicho la Canirac y lo sostenemos, pero nos mantenemos en diálogo para encontrar la mejor salida para todos”, afirmó Fernández a ContraRéplica.

El asunto es que, en efecto, son miles de empleos en riesgo, personas que ganan salarios mínimos y viven de las propinas, y que los dueños de los restaurantes ya no pueden abrirles el espacio para que se ganen ese sustento.

“Cuando menos ganaba, entre semana, me llevaba 300 pesos diarios a mi casa por las propinas… ahora no tengo trabajo y mucho menos ese dinero para vivir”, me comentó Felipe, un mesero que además padece por haber tenido que dejar de salir a buscar trabajo por cuidar a su papá que aún con oxígeno convalece por contagio de Covid-19, y porque, de cualquier forma, le falta dinero para transportarse… “la línea del metro que uso está suspendida por el incendio… para qué hago bola en las filas para el transporte gratuito”…
El círculo toma forma finita…


Síguenos también en Google Noticias de ContraRéplica para estar informado.

Envíe un mensaje al numero 55 1140 9052 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El embate contra los organismos autónomos Columnas
2021-01-15 - 01:43
El poder de la empresa Columnas
2021-01-15 - 01:35
Reelegir a Varela Columnas
2021-01-15 - 01:25
Trump a juicio Columnas
2021-01-15 - 01:23
Las mañaneras Columnas
2021-01-15 - 01:23
El gremio “chafa” Columnas
2021-01-15 - 01:19
La supersubsecretaria Columnas
2021-01-15 - 01:18
Línea 13 Columnas
2021-01-15 - 01:09
La novia Columnas
2021-01-15 - 01:08
Adolfo Mora, coordinador en USA Columnas
2021-01-15 - 01:06
+ -